Películas Reviews

Review «Buscando Justicia», Una lucha contra el racismo

Reparto: Michael B. Jordan, Jamie Foxx, Brie Larson, Tim Blake Nelson, Rafe Spall, Rob Morgan.

Dirección: Destin Daniel Cretton

Género: Drama

Clasificación: +7

Duración: 2h 17m

Sinopsis: Basado en una historia real, “Buscando Justicia” sigue al joven abogado Bryan Stevenson y su histórica batalla por la justicia para quienes no pueden costearla. Uno de sus primeros casos, y el más emblemático fue el de de Walter McMillian quien, en 1987, fue sentenciado a muerte por el notorio asesinato de una niña de 18 años, a pesar de la preponderancia de evidencias que prueban su inocencia.

La gracia de los dramas legales es cuando sus juicios son sorpresivos, absurdos y benefician siempre al héroe de la historia. Cuando tu historia es un drama legal, pero está basado en hechos reales, empieza a limitar tu creatividad. Aquí, el director ignora esto y centra toda su historia en su mensaje y la lucha contra el racismo, una importante intención en la que centra todo su poderío artístico, dejando de lado quizás cierta elegancia por la efectividad, en conjunto a un elenco muy potente que le ayuda a pavimentar este camino.

Destin Cretton no da espacio para titubeos en “Buscando Justicia”. Con una dirección firme y clara, que presenta su mensaje desde el inicio, logra crear tensión desde la escena más simple, que se siente natural, en parte porque su historia es inmersiva y te logras meter en ella sin problemas. Su larga duración, que podría espantar a más de alguno, no se siente en lo más mínimo debido a la velocidad que transcurre todo, incluso cuando no pasa nada. Cretton se queda corto de tiempo para contar más historias, pero esto es intencional y parte de la idea, debido a que el espacio es limitado y hay que centrarse en alguna realidad.

La dureza de Cretton se traduce en unas interpretaciones sublimes de un elenco de un reconocido elenco. La potente emotividad de Jamie Foxx, la frustración de Brie Larson y la frialdad, a ratos, de Michael B. Jordan, entre otros personajes, te genera una conexión automática y realmente te interesas en sus vidas, y quieres lo mejor para ellos. A pesar de todo, existen momentos robóticos, plásticos, en la actuación que no logran representar el drama que estamos viendo, su tensión ni la ira que los espectadores estamos sintiendo, sintiéndose una frustración hacia los personajes tremenda por no actuar acorde a las emociones que nos deberían transmitir. Lamentablemente, y viene en la intención artística de todas formas, es que estos personajes se presentan de forma demasiado binaria: están los buenos y los malos, pero ninguno tiene un desarrollo en la historia. No cambian, no crecen, y sigue siendo iguales desde comienzo a fin. Las motivaciones detrás de sus personajes no son claras ni sólidas, basándose en decisiones morales y valores éticos que no sostienen una película. A pesar de todo, los personajes se sienten reales y fieles a lo que, probablemente, sean sus contrapartes en la vida real.

Quizás el punto más extraño y tangible de la película es su extraña fotografía. Su decisión de planos, tomas y encuadres no logran conectar del todo con su trama, pareciendo más una película que vemos en la tarde en televisión mientras hacemos algo más, y no una película que claramente quiere pelear premios en el cine. Al menos, su dirección de arte es más eficaz, y logra hacernos sentir parte de esta Alabama, cuna del racismo sureño en Estados Unidos, con símbolos sutiles y no abusando de estereotipos ni imágenes que podrían plantear la película como vulgar o básica.

En busca de redención, de justicia y de dignidad, Cretton representa su ira a través de la narrativa y no de sus personajes. Existe un fuerte paternalismo en “Buscando Justicia”, con una justa soberbia que no da espacio a cuestionamientos: la película es una fiel representación de hechos reales, terribles e indignos que necesitan ser expuestos, pero en vez de permitir que el espectador genere su propia visión de los hechos, te los presentan ya de forma polarizada, dejando en claro quienes son los buenos y los malos, haciendo mucho más planas sus transiciones y, al mismo tiempo, más predecible sus conclusiones. Aun así, también destaca que no busca reivindicar el sistema judicial, como si tanto otros dramas legales, sino que mantiene su dura postura crítica ante este.

Conclusión: “Buscando Justicia” es una película importante, con un mensaje contemporáneo de lucha contra el injusto, racista e, irónicamente, prejuicioso, sistema judicial en Estados Unidos, que parece increíble que toque una historia que sucedió hace menos de treinta años, y que hasta el día de hoy sigue pasando, pero su director nos lleva de la mano en esta historia, enseñándonos que está bien y mal, a través de personajes binarios y polarizados, sin desarrollo, quizás por falta de confianza de su audiencia para formar un juicio propio. Estas falencias cinematográficas son, también, sus virtudes. La película quiere tomar una postura política dura, fija y con un mensaje contundente, pero su efectividad peca de soberbia y la hace perder potencia como película, pero solo fortalece su mensaje y su trasfondo, contándonos una historia que no es solo una historia, son muchas que se siguen y seguirán repitiendo a menos que cambiemos las cosas.

7/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s