Series

Recapitulando «Dark» T1/E10

¡Llegamos al final de temporada! Una historia que fue armando un gran momentum durante sus primeros 9 episodios, por fin llega a su conclusión donde se armará el panorama para su segunda temporada, ¿habrán nuevos misterios en la ciudad de Winden? ¿Entenderemos todo lo ocurrido en la primera temporada?

Episodio 10: Alpha Und Omega (Alfa y Omega)

Si algo se ha mencionado muchas veces en “Dark” es el concepto del principio y el fin, el Alfa y el Omega. Y no, no estamos hablando de quien acompaña a Bad Bunny en “La Romana” o el ácido graso. Estamos hablando de un concepto bíblico que corresponde al Libro de Apocalípsis, y guarda relación con Dios, y como antes de Él no había nada, y después de Él no habrá nada tampoco. El principio y el fin. ¿Llegó el fin?

De vuelta al día uno de nuestra historia, el día de la desaparición de Mikkel, para responder dos dudas que quedaron dando vuelta: el paradero de Peter y Tronte aquella noche. Para sorpresa de nadie, la prostituta que Charlotte interrogó mintió, y Peter si estuvo ahí aquella noche, pero por lo que da a entender el lenguaje corporal de la mujer, fue a terminar la relación que mantenía con ella. Tras esto, se dirige al búnker de la cabaña, donde ve una fractura en el espacio tiempo (y unos efectos especiales de dudosa calidad) por donde aparece un cadáver, lo que confirma que la habitación guarda alguna conexión con el túnel de gusano. Peter intenta sin éxito reanimar el cuerpo del joven y encuentra un documento que identifica al muerto como Mads, por lo que Peter llama inmediatamente a Tronte. Tras la llamada, un desconcertado padre es reunido finalmente con su hijo a 33 años de su desaparición, cuando son interrumpidos por Claudia, quien les dice que les explicará todo, pero que es primordial llevar a Mads al “lugar donde debe ser encontrado”. Claudia está manteniendo el orden de las cosas, o buscando cambiarlas según su propia agenda, pero no tenemos claro si realmente es posible cambiar algo en el universo de “Dark” todavía, porque no conocemos qué partes están ya predestinadas a pasar.

Ya es 12 de noviembre, por lo que el 11 no hubo ningún viaje. Quizás se me pasó algo, o la libreta anunciaba otras cosas también. Las pesadillas siguen persiguiendo a Jonas, y esta vez sueña con Mikkel. La culpa lo carcome y no sabe que hacer. Y si de culpas se trata, su tía, Martha, le confiesa a Bartozs su infidelidad, quien la calma, pero se le nota distraído, quizás preocupado del plan de Noah. Un personaje que se sentía bastante secundario está tomando un rol protagónico en una serie en que todos los personjes importan. Jonas visita a su abuela, Ines, quien le entrega la misma carta que El Extraño le entregó, y que él quemó hace unos días. Jonas la encara, diciéndole que podría haber salvado a Mikkel si hubiera hecho algo, y le comenta los enredos familiares y cómo lo vuelve loco saber que el resto está bien, y solo a él le afecta. Ines lo intenta consolar, diciéndole que todo pasa por algo, que no somos Dios y que el pasado no puede cambiarse. Con tanta insistencia en el tema, creo que estamos por enfrentarnos a un cambio en la línea temporal.

En 1953, Ulrich está detenido por el crimen de los niños encontrados en el terreno de la planta y de Helge y, al ser llevado a su celda, le dice a Egon que su esposa lo va a dejar, algo que ya había planteado antes, tras los claros indicios de romance con Anges Nielsen. En 2019, Jonas y Bartozs se encuentran en la escuela, y Bartozs le recrimina el haberlo abandonado cuando se reunió con Noah, además de besar a su novia, lo que lleva a que el par termine golpeándose en el piso bajo la lluvia, cuando Martha les grita que se separen. Bartozs le dice que no quiere volver a verlo “por aquí” (¿cómo puede prohibirle ir a la escuela?) y Jonas abandona el lugar, abatido.

En 1986, El Extraño vuelve donde Tannhaus, quien logró reparar la máquina del tiempo, y le confiesa que, de no haber tenido la máquina de El Extraño, que es exactamente la misma, no habría podido entender realmente cómo funcionaba la que él estaba construyendo, de forma paradojal. El relojero descubre que la máquina se activa con las ondas que emite el celular de Ulrich. El Extraño le revela que la máquina funciona con un isótopo radiactivo de cesio, que obtuvo de los desechos en 2019. Tannhaus se da cuenta que el artefacto genera un pulso electromagnético que implosiona en un agujero negro. Cuando El Extraño le pregunta porque lo ayudó, él responde que no está seguro, pero que quizás corresponda a ser una pieza de un rompecabezas que no puede entender (una analogía que usé antes, curiosamente). Tannhaus le pregunta a El Extraño como es el futuro, antes de irse, a lo que el viajero le responde que espera que sea distinto después de mañana.

Charlotte habla con Peter, que quiere hablarle de Mads y lo ocurrido, pero esta lo interrumpe preguntándole cuando fue secuestrado Helge, a lo que Peter le responde que fue hace 66 años, y va guiando a Charlotte a resoluciones que ningún otro personaje ha logrado de forma sencilla. Helge, por su parte, se encuentra con su contraparte anciana esperándolo fuera de la cabaña en 1986. Helge anciano le dice a Helge versión 86 que debe detenerse, que no confíe en Noah y que todo es mentira. Le urge a no cometer los mismos errores que él, y Helge 86 solo se marcha, dejando a Helge 19 llegar a una sombría conclusión: él tiene que parar.

Jonas llega a casa para partir nuevamente, tras despedirse de una preocupada Hannah, en dirección al pasado. Peter y Tronte conversan, mientras el padre de Ulrich dice que, en unas horas, Mads volverá a estar vivo y, a partir de ese día, todo será nuevo. Esto explica las extrañas actitudes de Peter y Tronte, pero no aclara su involucramiento específico en cada parte de la partida de ajedrez que parecen jugar Claudia y Noah. Las dudas que plantó Helge en el mismo parecen haber surgido efecto, porque cuestiona sus instrucciones con Noah, quien le relata una historia de un habitante que tuvo en su casa quien una vez dijo, sonámbulo, que nada sucede en vano, mientras en su libreta, la misma que en 2019 tienen Tronte y Peter, revisa y anuncia que el siguiente es Jonas Kahnwald, quien, en ese mismo instante, emerge en el mismo año.

Ines anuncia a la asistenta social su intención de adoptar a Mikkel, mientras Charlotte analiza las aves que encontró muertas y ve a Jonas caminar, cuestionando sus intenciones, cuando Jonas le dice que está ahí para revivir a alguien. En 2019, Charlotte investiga el secuestro de Helge en 1953 y se encuentra con la foto del sospechoso de su desaparición: Ulrich Nielsen. Cuando Jonas llega al cuarto de Mikkel, se encuentra con Noah y es secuestrado por el pastor y Helge, para despertar en el búnker de 1986, amoblado y con la silla en el medio. Una ventanilla se abre del otro lado del la puerta, y El Extraño le pide calma a Jonas, quien le pide que lo libere. El Extraño le revela que el pasaje de la cueva pasa justo por debajo de esa habitación, contándole que esa es la primera máquina del tiempo. El Extraño le dice que no puede salvarlo, porque es algo que tiene que pasar. También se viene la mayor revelación de la primera temporada: El Extraño es, y tal como aquí ya habíamos mencionado, Jonas Kahnwald, y tiene que pasar por todo esto para poder querer seguir su objetivo de destruir el túnel de gusano, mencionando como tendrá la carta de su padre en su poder por 33 años antes de entregársela a él mismo, probablemente siendo este el Jonas de un hipotético 2052, donde algún cataclismo apocalíptico ocurrió.

El accidente de Helge ocurre, y se revela que el Helge anciano chocó al Helge adulto para intentar frenarlo, y fallece en el intento, sacrificando su vida para enmendar sus errores, de forma fallida. En 2019, Noah revela a Bartozs que la misión de Jonas no será fructifera, debido a que su intento de destruir el agujero, será lo que realmente lo cree. Noah le informa a Bartozs que existen dos grupos que luchan por la supremacía de los viajes en el tiempo, la luz y la oscuridad, y el está en la luz, opuesto a Jonas del futuro, Peter y Tronte, que trabajan para Claudia.

Cuando Jonas activa la máquina en la bifurcación, es el momento en que Ines lleva a Mikkel/Michael a su nueva casa, la casa de los Kahnwald, en el que Charlotte llega al búnker a hablar con Peter, que Hannah juguetea con la pistola de Aleksander, al parecer considerando el suicidio o practicando para asesesinar a Ulrich y que Doris y Agnes se toman de las manos, asustadas por los simos y cortes de luz. En el cielo, un domo comienza a cubrir parte de Winden, el mismo que cubre la máquina de Jonas del futuro. Una anciana Claudia con un rifle se encuentra en los bosques de Winden mientras algo que parece nieve, pero que debe ser lluvia radioactiva. ¿Explotó el reactor nuclear de Winden?

En el bunker, en 1953, Helge intenta despertar, pensado que es una pesadilla, cuando un agujero de gusano se abre, dejando a Jonas y Helge frente a frente. Al tocarse a través del agujero, Helge despierta en 1986, donde está la silla, mientras que Jonas aparece en el búnker de Claudia. Al salir del edificio, un radioactivo y desolado Winden lo recibe. El polvo radioactivo flota por los aires, cuando es retenido por un misterioso grupo de personas armadas, con una mujer con una cicatriz en la cara como su líder, con un leve parecido a Martha o Franziska, por lo que debe ser descendiente de alguna de ellas. Un avión futurista da pistas de lo que ya está claro, pero las palabras de cierre de la mujer de la cicatriz lo anuncia, antes de noquear a Jonas: bienvenidos al futuro. Winden, 2052.

Tremendo giro con el que “Dark” cierra su primera temporada, aunque quizás algo predecible al darse el trabajo de ir analizando cada pista dejada en el camino. De todas formas, solo deja abierta la puerta a los grandes misterios que no resuelve la primera temporada, y nos hace querer saber también cuándo volverá Jonas, o si lo hará, en qué momento se convierte en El Extraño, y si realmente los actos de Jonas del futuro detuvieron en algo el ciclo repetitivo del tiempo, o si realmente Claudia los está manipulando. ¿Hubo un accidente en el reactor nuclear? ¿Qué lo provocó? ¿Quiénes son estas fuerzas que buscan el control de los viajes en el tiempo? ¿Es una guerra lo que se está viviendo? ¿Estará Mads vivo en la segunda temporada? ¿Se abrirá la historia a varias líneas temporales? Solo queda seguir viendo, cuando estamos a solo unos días del comienzo de la tercera temporada de la serie alemana de Netflix que llegó a complicar mi existencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s