Adaptaciones Reviews Series

Review «Snowpiercer»: ¿un simple thriller policial?

Reparto: Daveed Diggs, Jennifer Connelly, Mickey Sumner, Annalise Basso, Sasha Frolova, Alison Wright, Benjamin Haigh, Roberto Urbina, Katie McGuinness, Susan Park, Lena Hall, Sheila Vand, Sam Otto, Iddo Goldberg y Jaylin Fletcher.

Creadores: Josh Friedman, Graeme Manson

Género: Acción/Ficción/Thriller/Drama

Clasificación: +14

Episodios: 10

Plataforma: Netflix

Sinopsis: Ambientada siete años después de que el planeta Tierra se haya convertido en un páramo helado, ‘Snowpiercer’ sigue a los restos de la humanidad, que habitan en un tren de grandes dimensiones en continuo movimiento. Clases sociales, justicia social y juegos políticos se dan dentro de lo que para la humanidad es su único hogar. Adaptación de la novela gráfica homónima. (FILMAFFINITY)

Muchos recordamos la cinta coreana «Snowpiercer»/»El Expreso del miedo» (2013), dirigida por Bong Joon-ho y protagonizada por Chris Evans -El director de «Parasite» y el Capi-; un proyecto con un cierre inesperado pero contundente, dejando entrever que las cosas ya habían terminado para este tren postapocalíptico. Pese a todo, y en parte gracias a la buena recepción del filme, a finales de 2015 nació una nueva idea, en forma de serie de TV; TNT no tardó en poner en marcha la producción de esta, contando incluso con Bong Joon-ho como productor. Ahora, unos cuantos años después, el canal ha comenzado a emitirla semanalmente, al mismo tiempo que Netflix.

La serie inicia con un atractivo prólogo animado que nos pone al tanto respecto a lo ocurrido en el planeta tierra, motivo principal de la creación del tren. Luego de saltar en el tiempo un par de años, conoceremos a fondo el Snowpiercer y la estratificada sociedad que se formó este: En primer lugar se nos presenta «la cola» y más en específico, a un ex detective llamado Andre Leyton, junto con algunos pasajeros de su vagón; todos se encuentran ad portas de iniciar una rebelión por la precaria realidad en la que vivían al encontrarse en la parte más baja de esta nueva sociedad. Por el otro lado conoceremos los primeros vagones y el ferrocarril, llenos de pasajeros inmersos en una realidad totalmente distinta y privilegiada, aunque esta no los deja al margen de los problemas.

Luego de una serie de asesinatos dentro del tren, Andre Leyton formará una alianza para ayudar a la administradora del ferrocarril a encontrar al asesino mientras trata de facilitar el inicio de la rebelión, pero las cosas no serán tan simples como parecen y saldrán a la luz inesperados secretos e injusticias que el Snowpiercer esconde.

La historia que se nos presenta en la serie efectivamente comparte algunos elementos con la película y la novela en las que se basa, aunque en esta ocasión se decide tomar un rumbo más «detectivesco» que alarga las cosas, esto con el fin de adaptarse a un formato televisivo. En general, «Snowpiercer» cumple al momento de darle una partida llamativa a su trama y sus personajes, todos posicionados en distintos contextos y situaciones; el gran problema aparece cuando las cosas se comienzan a volver predecibles y cada capítulo se convierte en una batalla por mantener el interés de los espectadores, alejándose cada vez más de la esencia tan característica que la cinta tuvo. Igualmente, las problemáticas que se plantean en un inicio se ven muy desaprovechadas conforme se va desarrollando la historia, por lo que el mensaje que esta serie puede llegar a entregar, pierde casi todo su peso. Solo en los últimos dos episodios de esta temporada la serie consigue tomar un rumbo real, rumbo que por cierto culmina en un cliffhanger que deja clara la intención de realizar una nueva tanda de episodios (ya confirmada)

Respecto a los personajes, estos resultan ser el punto más flojo de la serie; queda muy en evidencia el poco interés que existe en que tengan un desarrollo real, y pese a que cada uno defiende sus ideales en un principio, todo es dejado de lado muy rápidamente con el fin de presentar este thriller policial disfrazado de lucha de clases. El reparto en general deja mucho que desear, Daveed Diggs («Hamilton», «Extraordinario») en su papel como protagonista nos brinda una actuación bastante desganada -al igual que varios miembros más del reparto-; solo existen ciertas excepciones, como es el caso de Jennifer Connelly y Alison Wright, que vienen a salvar al cast de la serie gracias a sus potentes actuaciones.

Enfocándonos más en el trabajo detrás de cámaras, la serie tiene sus altibajos, y es que en primer lugar, el diseño de producción resulta ser desastroso, muchas veces se ignora la dimensión real que deberían tener los escenarios y el Snowpiercer se convierte en un tren exageradamente más espacioso de lo que debería ser. El diseño de vestuario y maquillaje son atractivos y al menos consiguen crear un balance en relación al punto anterior, siguiendo mucho la línea que el filme presentó. Además, tanto las coreografías de las escenas de acción como los efectos especiales resultan ser -en su gran mayoría- una grata sorpresa -teniendo en cuenta las proyecciones y el presupuesto de la serie-, otorgando una gran cantidad de secuencias de acción bastante entretenidas.

«Snowpiercer» está muy lejos de convertirse en una excelente producción televisiva; con varias falencias dentro de su historia y diseño de personajes, la serie resulta ser un intento fallido por presentar una historia sobre la lucha de clases que claramente no es más que un thriller policial como cualquier otro. Solo unas cuantas actuaciones y el trabajo detrás de cámaras resultan darle un punto a favor a esta producción que, evidentemente, tiene mucho que mejorar en su próxima temporada.

5/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s