Películas Reviews

Review «El Dilema de las Redes Sociales», cuando producto y consumidor intercambian lugares

 

Reparto: Vincent Kartheiser, Kara Hayward, Jaron Lanier, Skyler Gisondo

Dirección: Jeff Orlowski

Género: Documental, Drama

Clasificación: +13

Duración: 1h 33min

Sinopsis: Los maestros de la tecnología han ideado una nueva forma de capitalismo, y la humanidad es ahora la materia prima de la que se alimentan las máquinas. Oculta, la poderosa inteligencia artificial que tiene como tarea captar nuestra atención está destruyendo las normas sociales impuestas, poniendo en riesgo la verdad y la democracia, y poniendo la civilización en un sendero programado que va directo a nuestra propia destrucción (FILMAFFINITY)

Debido a la gran contingencia que aqueja al mundo, las redes sociales se han vuelto aún más partícipes en la vida diaria de todos, por ende, ya en la segunda mitad de 2020, resulta ser el momento perfecto para lanzar una bomba como “El Dilema de las Redes Sociales”. Dirigida por Jeff Orlowski (“Chasing Ice” y “Chasing Coral”) y producida por Larissa Rhodes, tuvo su estreno en el Festival de Sundance a principio de año y fue liberada al mundo el pasado 9 de septiembre vía Netflix, ente que también forma parte en la producción de la cinta.

Si bien no es la primera vez que se hace un documental acerca de los peligros y daños que producen las RRSS, nunca está demás volver a recordarlo. En está ocasión, no solo queda al descubierto el rol que cumple la comunicación virtual en el cotidiano, sino que también las manipulaciones y el poco, o más bien casi inexistente control que tienen los usuarios respecto a lo que se encuentran expuestos. Aquí se toman cartas en el asunto y se devela qué hacen las redes sociales con la información que recopilan y cómo lucran con sus inmensas bases de datos.

La estructura hace uso del recurso expositivo, utilizando a varios colaboradores de sitios populares como Pinterest, Facebook, Instagram, Twitter y Youtube que hablan sobre su aporte a esta redes. Todos explican cómo su pequeño granito de arena ayudó a crear el monstruo que son hoy estas plataformas. Herramientas como el botón “me gusta” y las etiquetas en fotos, se fueron transgiversando para ser utilizadas por grandes empresas y lograr tener mayor control sobre sus usuarios. Resulta funesto pensar que recursos creados con la intención de acercar a las personas terminaran por ser usados para esto. A través de estas entrevistas se da a conocer el funcionamiento del algoritmo de estos sitios, la forma en que se dispersan las Fake News, como el tiempo que se pasa en RRSS se traduce en dinero para grandes corporaciones y que tan lejos pueden llegar estas manipulaciones en cada individuo.

Respecto a esto último, la película ahonda aún más en este punto a través de la dramatización de una familia americana y la relación que sus dos hijos menores tienen con la tecnología. Ambos son parte de la Generación Z, grupo que prácticamente creció con una pantalla enfrente y está expuesta desde una temprana edad al mundo virtual. La menor (Sophia Hammons) es una preadolecente que busca incansablemente la aprobación de sus pares virtuales por sobre todo y sufre por no alcanzar los cánones de belleza impuestos y reproducidos en RRSS. Por otro lado, su hermano Ben (Skyler Gisondo) es el ejemplo modelo de cómo estos sitios funcionan y manejan a cada individuo, llevándolos incluso a influenciar sus ideologías políticas. Se hace una inteligente caracterización de la forma en que operan los algoritmos, encarnando la inteligencia artificial en Vincent Khartheiser, quien maneja, cómo, cuándo, qué recibe y qué ve Ben de una manera precisa y fríamente calculada. La I.A. busca condicionar a los usuarios para que pasen la mayor cantidad de tiempo posible online y, de esa forma estudiar a cada sujeto para volverlo susceptibles a la publicidad y propaganda a la cual se le exhibe.

Aunque parezca un capítulo sacado de la distócica ficción de “Black Mirror”, Charlie Brooker no tiene nada que ver con el sumamente real poder persuasivo y adictivo de las RRSS. Ciertamente un drama que hará que cualquier espectador se estremezca y cuestione su relación con sus teléfonos inteligentes y cuánto tiempo pasan en estos. Una pieza importante en estos tiempos, recomendada para cualquiera que use redes sociales día a día y que quiera tomar conciencia sobre su forma de uso o, más bien, el uso que las redes hacen de cada usuario, claro está.

7.5/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s