Películas Reviews

Review “Moxie”: Adolescentes en Busca de su Voz

Reparto: Hadley Robinson, Lauren Tsai, Alycia Pascual-Peña, Nico Hiraga, Patrick Schwarzenegger, Sydney Park, Sabrina Haskett, Anjelika Washington, Josie Totah, Amy Poehler, Marcia Gay Harden, Ike Barinholtz, Josephine Langford, Clark Gregg.

Dirección: Amy Poehler

Género: Comedia/Drama

Clasificación: 13+

Duración: 1h51m

Sinopsis: “Cansada del status quo sexista y tóxico de su escuela, una tímida estudiante de 16 años, encuentra inspiración en el pasado rebelde de su madre y publica anónimamente un fanzine que inicia una revolución en todo su colegio, impregnada del sentimiento de descontento y rabia, propia de la etapa de transición de la adolescencia, a la mayoría de edad” (IMDB)

Basada en la novela homónima de Jennifer Mathieu y adaptada para la pantalla por Tamara Chestna y Dylan Meyer, “Moxie” es una historia entrañable, positiva, alegre y a ratos conmovedora, acerca de la amistad y el descubrimiento, tanto de la propia identidad, como de valores feministas, desde el punto de vista de una chica de 16 años, que nunca antes ha estado enfrentada a ese tipo de reflexiones.

Estrenada en la plataforma Netflix el pasado 3 de marzo, la más reciente cinta de Amy Poehler, busca inspirar y hacernos reflexionar acerca del feminismo, encontrar la propia voz en la juventud y otros temas positivos, a través de la mirada de Vivian (Hadley Robinson), una chica que siempre ha evitado el conflicto bajando la cabeza, eligiendo aislarse ante situaciones incómodas para pasar desapercibida y no causar problemas y que hasta siente orgullo por su naturaleza introvertida «INTJ».

Desde sus secuencias iniciales nos damos cuenta en qué mundo estamos entrando: la ansiedad de un primer día de clases y las presiones que se avecinan para Vivian al tener que enfrentar su entorno escolar anuncian“conflicto adolescente”. Este ambiente es completamente apoyado por la cinematografía de Tom Magill, quien a través del uso de colores cálidos y mudos cafés otoñales, nos sitúa en un constante contraste de vibrante jovialidad y oscura inquietud, usando también la personalidad de los personajes en su composición, complementando así la recatada dirección de Poehler, quien se centra mayoritariamente en medios y primeros planos, para enfocarse en la voz de cada protagonista.  

El mundo de Vivian cambia cuando se encuentra con la actitud segura, independiente y empoderada de su nueva compañera de clase, Lucy, una carismática chica afro latina, excelentemente interpretada por Alycia Pascual-Peña, que la obliga a cuestionarse realmente su pasividad ante las conductas tóxicas y sexistas que ocurren en su colegio, Rockport High. Mientas lucha con sus propias preguntas, Vivian encuentra mayor inspiración en el pasado feminista y rebelde de su madre, Lisa (Amy Poehler) y en el icónico “himno” de Bikini Kill: “Rebel Girl”. Es ahí cuando decide tomar acción y, imitando viejos fanzines que guarda su madre, decide crear el propio, de forma anónima, dando comienzo a su transformación y a la de su entorno escolar.

Desde ese instante somos testigos de cómo Vivian empieza a descubrir sus propias cualidades, su identidad y voz, y cómo a raíz de esos momentos de iluminación provocados por estas mujeres, ella misma se convierte, paulatinamente, en inspiración para el resto. Quizás el punto más fuerte de la película es, justamente, el viaje de autodescubrimiento de Vivian, quien decide abandonar su aislamiento y pasividad para encontrar su propia fortaleza y ser el apoyo de otros. Lo que resulta completamente satisfactorio como desarrollo de su personaje.

La música juega un papel importante al acompañar este camino, alternando las modernas composiciones incidentales de Mac McCaughan, con clásicos de Bikini Kill, Gossip y CSS, junto a canciones de artistas más actuales como Yuno, Moving Castles o Tacocat, ilustrando así, cómo la influencia del pasado contribuye al presente de Vivian.

“Moxie” también trata de abarcar varios tópicos, pero muchos quedan inconclusos, como, por ejemplo, el racismo, el privilegio cultural, la negligencia docente ante los abusos, el despertar sexual, la presión estética por los estereotipos, la diversidad de género o la discapacidad, por nombrar algunos. Todos se mencionan, pero ninguno es abordado con profundidad. Incluso algunos personajes importantes no están suficientemente desarrollados, como la madre de la protagonista, quien supuestamente es la inspiración principal para ella y de quien, más allá de su relación amistosa con su hija, no sabemos mucho, excepto que su época de feminista le causa nostalgia y que la considera como una experiencia emocionante, pero que no trascendió realmente a su vida adulta.

También resulta un poco incómodo el tipo de feminismo que “Moxie” expresa, ya que es radical y hasta violento y también que, a pesar de la aparente desinformación de Vivian acerca el tema, no sea capaz de investigar más a fondo por su cuenta o acercarse a su madre para hacerle preguntas realmente significativas a modo de guía. Hasta en ese aspecto, sus conversaciones son superficiales.

La cinta no es “revolucionaria”, pero creo que tampoco es su objetivo. Por lo tanto, puede resultar un poco vacía en cuanto al peso de su mensaje para quienes esperan una historia que profundice seriamente en el feminismo o que cree conciencia poderosa hacia los otros temas que menciona.

Otro punto débil es que, a pesar del crecimiento de Vivian como personaje a lo largo de la película y su aporte para el resto, sigue siendo una protagonista que pertenece a un estereotipo seguro: la niña americana rubia y común que no ha sufrido las mismas situaciones de abuso, en comparación a sus compañeras y amigas que pertenecen a otras razas, culturas u orientación sexual, aunque la cinta trata de remediar esto teniendo al menos a una chica blanca más en el «club», y luego dándole uno de los peores casos de abuso a otra chica rubia privilegiada, en algún punto. Lo positivo es que Vivian sí se enfrenta a reflexionar sobre esas realidades y su actitud hacia ellas.

En general, todos los temas son tratados de forma superficial y bastante tradicional; además, la narrativa comete fallas, a veces, creando una innecesaria animosidad entre géneros para avanzar con la trama (aunque esto se podría justificar recordando que sólo son adolescentes reaccionando, de verdad y por primera vez a su propio descontento) y por lo mismo “Moxie”, en su conjunto, no logra llegar a ser una película realmente trascendente.

Estas ganas de querer tratar más tópicos de los que puede manejar, claramente le juegan en contra a la cinta, en especial durante su segundo acto, pero afortunadamente es capaz de encontrar un camino claro y suficientemente satisfactorio hacia el final.

Sus premisas e ideas son interesantes y poseen un potencial que no fue ejecutado de la mejor manera para haber logrado verdadera originalidad o impacto.

“Moxie” podría haber sido más, sí, pero a pesar de sus lugares comunes y huecos, nos mantiene comprometidos con su historia a través del encanto de su estética y lo entrañable de sus personajes, los que, aunque no están todos profundamente desarrollados, logran provocar ternura y cierta inspiración, llegando a un clímax suficientemente satisfactorio para su estructura.

La cinta no falla en dejar a su audiencia con un ánimo positivo y alegre y, de igual manera, es capaz de entregar un mensaje de unión, autodescubrimiento, amistad, sororidad y de sanas relaciones, que hacen pasar un buen rato, sin más ambiciones que quizás entretener y aportar estos valores, a otros adolescentes como Vivian, con total entusiasmo, de una forma extremadamente sencilla y muy optimista. 

7/10  

4 comentarios

  1. Execelente análisis , muy objetivo , se nota que tiene mucho dominio para dar una excelente crítica . Me encantó su objetividad . Muchos críticos caen en hablar desde sus gustos personales y con eso muchas veces, » matan » una obra, desmotivando a las personas ,que, de no ser por ese comentario , podían haberla encontrado muy buena y haber pasado un excelente panorama con ella . Espero leer más comentarios de cine, la señorita Paz Espinosa; me parece tan buena , que me hizo imaginar las escenas. Me dieron muchas ganas de ver la película .
    Gracias .

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s