Reviews Series

Review «Falcon y el Soldado del Invierno» (E02-04): Los Nuevos Supersoldados

Reparto: Anthony Mackie, Sebatian Stan, Daniel Brühl, Emily VanCamp, Wyatt Russell

Creador: Malcolm Spellman

Género: Superhéroes, Acción, Thriller

Clasificación: +14

Episodios: 6

Plataforma: Disney+

Sinopsis: «Seis meses después de los eventos de «Avengers: Endgame», Sam Wilson/Falcon y Bucky Barnes/Soldado de Invierno, emprenden juntos una aventura alrededor del mundo que pone a prueba sus habilidades y su paciencia.» (Disney+)

«Falcon y el Soldado del Invierno» ha sabido perfilarse como una sólida entrada en el UCM, a pesar de carecer de innovaciones narrativas tan extremas para esta clase de contenido como las otorgadas por «WandaVision». Lo que podríamos llamar «el segundo acto» de la serie ha traído buenas escenas de acción, personajes complejos, tramas intrigantes y lo mejor de todo: referencias de una faceta un poco desconocida de los cómics del Capitán América y compañía.

Capítulo 2: «El Hombre Estrellado»

La aparición de John Walker en el primer capítulo de la serie despertó una ola de odio en redes sociales en contra del personaje. Capitán América es un héroe dentro y fuera de la pantalla, una figura de bondad y libertad que incluso se contrapone al gobierno que le ha dado sus poderes, si es que fallan en otorgar sus derechos a la ciudadanía. La verdad, para lo no lectores de cómics, no había motivos para creer que Walker, dentro de la serie, fallaría a dichos valores representados por Steve Rogers desde la Segunda Guerra Mundial, pero, ver cómo cargaba el escudo, fallando no solo a la decisión de Steve, sino que pisoteando también a Sam Wilson, despertó una apatía por este nuevo jugador que incluso llevó a amenazas de muerte en contra del actor, un movimiento sumamente extremista y reprochable, pero que demuestra el fenómeno, el nivel de interacción y enganche del UCM y sus personajes en el público. A modo de curiosidad, Wyatt Russell, actor que encarna a Walker, es hijo del reconocido Kurt Russell, quien participó en «Guardians of the Galaxy Vol. 2» como Ego, que además, adicionó para el rol del Capitán en el año 2009, pero fue rechazado, haciendo de este rol algo muy poético para su vida.

El capítulo comienza con Walker, justamente cuestionándose si podrá llenar los zapatos de su predecesor. Aquí entra en escena Lemar Hoskins, su compañero en el ejército que le alienta a asumir el cargo con la frente en alto.

Lemar Hoskins tiene una historia bastante extensa en Marvel Cómics, que lamentablemente no ha sido tan visible para el lector promedio más allá de su participación en el arco «Civil War», pero, a nivel general, se podría decir que cuando John Walker asumió el cargo de Capitán América allá por el año 1986, Lemar Hoskins, viejo asociado del nuevo paladín de la libertad, se une como su compañero de aventuras asumiendo el nombre de Bucky. Así, como Walker tomaba el manto del Cap, Hoskins reemplazaba al sargento Barnes en sus funciones, identidad que llevó consigo hasta que un compañero afroamericano le advierte que «buck» era un término ofensivo, utilizado por los esclavistas norteamericanos, comparando a sus esclavos con pavos. Desde entonces, el nombre de batalla de Hoskins se convierte en «BattleStar», apodo que asume en la serie y que saca ronchas en el verdadero Bucky debido a la cursilería del mismo.

John Walker debuta y se presenta oficialmente en la escuela que le vio crecer. El mundo parece amar a este nuevo Capitán, y con justa razón: tiene una gran trayectoria en el ejército, ha sido condecorado y se maneja muy bien con el escudo. Tal vez el odio de los fanáticos y los mismos protagonistas que ven el escudo usurpado, deberían centrarse en el gobierno antes que a Walker, que solo busca dar esperanza a un pueblo que ha visto a cuatro de sus mayores defensores caer tras la lucha contra Thanos.

Poco después, tenemos el inicio del conflicto central de la serie. Los Flag-Smashers comienzan a realizar sus primeros golpes, develando que poseen un peligroso poder en sus manos. En la revisión del primer capítulo hablamos un poco de organización, quienes vieron un mundo más unido, justo y sin fronteras durante los tiempos del Blip. Ahora que los desaparecidos tras el chasquido de Thanos han regresado, el mundo intenta restaurarse y quienes encontraron nuevos hogares, quienes se movían libremente en un mundo unificado, están siendo repatriados y desplazados, mientras que los que han retornado se llevan todos los beneficios del gobierno para su reinserción, gatillando la insurrección de este grupo; pero el arma secreta, el verdadero peligro detrás de estos revolucionarios, es el uso de un nuevo suero de supersoldado entre sus adeptos, que les ayuda a ejecutar sus golpes con mayor precisión.

Ya hemos visto varios intentos a lo largo del UCM por reproducir este suero. El creador original, Abraham Erksine, murió junto a la fórmula durante los acontecimientos de «Captain America: The First Avenger», momento desde el cual, numerosos científicos y organizaciones han intentado replicarlo, siendo Bruce Banner, uno de los tantos que fracasaron en el camino. Es por ello que un suero tan perfecto es tan problemático dentro de este universo y es necesario para los protagonistas encontrar la fuente antes de que todo el mundo tenga acceso a él.

Desde este punto, tenemos una alianza entre Sam y Bucky, quienes no se llevan precisamente bien, pero que deben forzarse a trabajar juntos para evitar un colapso en la estructura de un mundo que aún está resurgiendo. En sus primeras misiones, Sam carga consigo a Redwing, un dron de uso militar que le acompañó en sus primeras misiones durante «Captain America: Civil War», sospechamos que este aparato le fue confiscado tras romper los Acuerdos de Sokovia y ahora le ha sido devuelto tras el indulto a los Vengadores, razón por la cual no había aparecido en películas recientes. Pero, ahondando un poco más en este particular dispositivo, al que muchos llegan a considerar un personaje, tenemos que mencionar la verdadera procedencia de Redwing en los cómics, donde era un halcón que tras una batalla contra Red Skull, acabó unido telepáticamente con Sam Wilson, permitiéndole ser una extensión de sus poderes y un fiel compañero de aventuras, que, lamentablemente, no dura mucho contra los Flag-Smashers en la serie.

Durante el encuentro tenemos la primera aparición del nuevo Capitán América en acción, quien fuera de querer estorbar a nuestros protagonistas, busca establecer una alianza en pos de resultados. Evidentemente, el dúo protagónico no está de acuerdo con la elección de este Capitán y menosprecian cualquier intento de ayuda proveniente de su parte; se sienten traicionados y es entendible, pero siendo los héroes que son y viendo los complejos caminos, traiciones y conflictos en los que se han visto atrapados, resulta un poco difícil de ver y creer en la repulsión que tienen respecto a la figura de Walker. Se siente un poco fuera de personaje el tono de hostilidad con la que establecen su trato hacia él, haciendo que resulte un poco complejo empatizar con sus motivaciones, sobre todo sabiendo, después de los acontecimientos de «Captain America: The Winter Soldier», que el gobierno tiende a tender trampas difíciles de predecir. Si alguien aquí merece hostilidad, hasta cierto punto, es Sam Wilson por entregar el escudo sin pensar en las consecuencias, cosa que Bucky hace notar con su disgusto.

En busca de respuestas, los héroes visitan a Isaiah Bradley, uin anciano que había tenido encuentros con el Soldado del Invierno durante la guerra de Vietnam, revelándose como un supersoldado que permaneció oculto en la historia, pero para entender esta figura, tenemos que remontarnos tanto a los cómics, como a la historia misma de los Estados Unidos.

Isaiah Bradley surge en los cómics durante el año 2003, cuando sus escritores se preguntaron cómo habría sido la historia de Captián América si es que hubiese sido afroamericano. «Truth: Red, White & Black», cuenta la historia de Isaiah, quien fue forzado, junto a trescientos soldados de la misma raza, a ser parte de experimentos para recrear el suero de supersoldado. Bradley terminó siendo el único sobreviviente de todos los procesos, sirviendo en la guerra como un héroe secreto, y encarcelando posteriormente para evitar sacar a la luz su terrible y negligente origen. Dicha historia, nace como una alegoría al experimento Tuskegee, en el que el gobierno norteamericano usó a centenares de hombre negros como sujetos de prueba para ver los efectos del sífilis en el cuerpo humano y descubrir qué ocurría si no era tratado.

La aparición de Bradley no solo lleva a una tensa discusión entre Sam y Bucky por haber mantenido en secreto la existencia de esta figura, sino que también nos lleva a otro relevante momento en que se cuestiona el racismo intrínseco en la sociedad estadounidense, cuando dos policías blancos interrumpen el debate para preguntar a Barnes si es que está siendo importunado por su compañero. La lucha contra la opresión racial ha sido retratada en la serie con una sutileza poco evidente, pero ciertamente es agradable ver cómo se adaptan tópicos contingentes y del mundo real en una ficción llena de superhéroes y delirantes aventuras.

Aunque parezca que podemos sacar mucho de una escena tan corta, Isaiah nos proporciona un último pero emocionante detalle: antes de ingresar a su hogar, Sam y Bucky deben pasar por su nieto, quien los atiende de manera amable pero rechaza su presencia; el muchacho tras la puerta es Eli Bradley, que en los cómics se convierte en el héroe Patriot, quien forma parte del grupo de los Young Avengers. En «WandaVision», tuvimos la aparición de Wiccan y Speed; en la serie de «Hawkeye» (a estrenarse este año) veremos la introducción de Kate Bishop; «Doctor Strange in the Multiverse of Madness» confirmó la aparición de América Chavez y «Ant-Man: Quantumania» (2022) traerá de vuelta a Cassie Lang para ver su conversión en la heroína Stature y presentará al villano Kang. Todo esto nos lleva a pensar que los Young Avengers se están formando de a poco y podemos esperar un proyecto que los reúna contra alguna amenaza dentro de los próximos años. Solo faltaría Hulking, pero a juzgar por su naturaleza skrull, podemos esperar una aparición en la serie «Secret Invasion».

El nombre de Patriot ha sido utilizado anteriormente por otro superhéroe, que también ha sido adaptado al UCM. Jeffrey Mace fue presentado en la cuarta temporada de «Agents of SHIELD, pero revelar su naturaleza podría arruinar la experiencia a quienes quiera revisar la serie.

Sin respuestas respecto al origen del suero, Bucky tiene una arriesgada idea: visitar a un hombre que conoce todos los secretos de Hydra, y que encontró a numerosos supersoldados ocultos en Siberia. Parece una mala idea, pero traer de vuelta al hombre que separó a los Vengadores es un movimiento desesperado para detener los planes de los Flag-Smashers.

Es hora de visitar a Helmut Zemo.

Capitulo 3: «Power Broker«

Tras asesinar a varias personas, realizar un atentado en la ONU inculpando al Soldado del Invierno, destruir a los supersoldados en Siberia solo como carnada para los Vengadores y llevarlos a su separación en «Civil War», Helmut Zemo ha quedado en custodia del gobierno austriaco, siendo reubicado en una prisión de alta seguridad.

En su primer encuentro con Bucky intenta, sin éxito, reactivar los códigos que controlaban la mente del Soldado del Invierno, mostrando que recuerda bien al hombre que viene a pedir ayuda. Zemo, sorprendentemente, accede a participar en la misión por encontrar y destruir a la mente detrás de estos nuevos supersoldados. Desde el ataque de Ultrón, este complejo personaje ha perseguido una sola tarea: destruir a los superhumanos que amenzan con la seguridad del mundo. Bajo su mirada, el surgimiento de los Vengadores solo ha traído desgracia al mundo. La existencia de mejorados, causa de manera casi simbiótica el surgimiento de villanos que busquen rivalizar con ellos, lo que siempre acaba en daños colaterales para el ciudadano común, que debe sufrir los destrozos y pérdidas que las batallas de estos titanes causan a su alrededor. El mismo Zemo perdió a su familia y parte de su nación en los acontecimientos de «Age of Ultron», llevándolo a utilizar sus conocimientos tácticos y entrenamientos en el servicio secreto sokoviano en contra de los héroes más poderosos del planeta, con relativo éxito.

A pesar de la negativa de Sam, Bucky decide liberar al recién mencionado prisionero para que les ayude a rastrear la fuente de los sueros. En este punto, Zemo revela ser un barón; antes de su encarcelamiento, era considerado parte de la nobleza sokoviana, explicando que posee una vasta fortuna y contactos alrededor del mundo. Lamentablemente, no solo perdió a su familia en la batalla contra Ultrón, sino que sus estatus le fue removido luego de que la nación fuese disuelta y absorbida por los países vecinos tras la crisis desatada por el ataque del despiadado androide.

Esta especie de retcon, que contradice algunos detalles que conocimos del personaje en «Civil War», lo acerca un poco más a su contraparte en los cómics, a quien también rinden homenaje en la serie al darle su característica máscara y un atuendo que representa su estilo y colores. Daniel Brühl entrega una impecable interpretación, como siempre. Tanto su acento como su despliegue en pantalla resultan muy limpios y sólidos, siendo quien sube al podio del mejor personaje en la serie hasta la fecha, ganándose el cariño del público en redes sociales con su participación. Es irónico que la gente ame tanto a Zemo, a pesar de haber causado indirectamente tantas catástrofes al dejar separados a los Vengadores, pero detesten a John Walker que solo intenta dar lo mejor de sí para llenar los zapatos de una leyenda que él sabe que nunca podrá igualar. Conocemos el problema de Marvel con adaptar bueno villanos en el medio audiovisual, y tener de vuelta a uno de los que mejor construcción y desarrollo tuvo durante la «Saga del Infinito», es bastante satisfactorio y justifica completamente esta devoción de los fans por Zemo.

Zemo, está dispuesto a conducir a los héroes hasta el creador de los sueros, debido a su objetivo principal que es acabar con los mejorados. Obviamente, la existencia de una nueva fuente de poder amenaza todas sus ambiciones y, aunque unirse con estos personajes va en contra de sus principios, necesita hacerlo bajo la regla del «mal menor». Durante el viaje a una de sus pistas, se descubre que la agenda en la que Bucky anotaba los nombres para saldar cuentas, la misma que utilizó Steve para reintegrarse al mundo en «The Winter Soldier», dejándonos ver que en su retiro no solo dejó el escudo, sino que traspasó más bienes de importancia a sus seres cercanos. En esta escena, el equipo discute la recomendación de Sam a Steve, el álbum «Trouble Man» de Marvin Gaye; esto no solo nos recuerda el primer encuentro entre los hombres detrás de Falcon y el Capitán América, sino que dio pie a una curiosa coincidencia: antes de la situación mundial actual, la serie sería estrenada en agosto de 2020, debido a las complicaciones surgidas por la crisis sanitaria, su lanzamiento se retrasó durante varios meses. La curiosidad se da cuando nos enteramos que el estreno de este capítulo se da justo en el cumpleaños número 91 del cantautor en cuestión.

El primer destino en esta nueva aventura es Mandripoor, una isla ficticia que tiene su origen en las historietas de los «X-Men». Esto podría ser una primera señal de que este esperado grupo de héroes podría aparecer en algún futuro cercano dentro del UCM. Esta tierra sin ley, hogar de criminales y cazarrecompensas, presenta un par de easter eggs que reafirman la hipótesis de una especie de anticipo de los mutantes en Marvel Studios. El club al que asisten los protagonistas, el «Princess», solía ser frecuentado por Wolverine en los cómics durante su estadía en la isla. Sabemos que Marvel tiene los derechos y, a juzgar por lo que vimos en «WandaVision», están esperando un tiempo para incluir orgánicamente a esta vasta fuente de material como son los X-Men, regando algunas pistas antes del gran bombazo.

Aquí toma lugar el icónico momento en que Zemo realiza un simpático baile para pasar desapercibido en el club; una escena tan celebrada, que Marvel tuvo que dar a los fanáticos una versión extendida para complacerlos. Y así como Zemo debe actuar como uno de los tantos criminales que va de fiesta aquella noche, Sam Wilson debe pasar desapercibido, suplantando a un proxeneta muy parecido a él: «Smiling Tiger», que hace referencia a un villano de aspecto animal en los cómics, quien ha apoyado directamente al grupo conocido como «Los Thunderbolts». Dicho equipo, liderado por Zemo en su alineación original, surge tras la desaparición de varios héroes importantes en Marvel Cómics, quienes, bajo la excusa de buscar redención al suplir su ausencia, intentan ganarse la confianza del mundo para escalar en la sociedad y planear un golpe maestro.

La alineación de los Thunderbolts en los cómics (quienes podrían equipararse al «Suicide Squad» de DC), ha variado tanto en participantes como en objetivos durante su larga trayectoria. Varios personajes de estos numerosos equipos han aparecido o aparecerán en futuros proyectos del UCM, llevándonos a pensar que tal vez, solo tal vez, podremos tener también algo de ellos a futuro. El general Ross («The Incredible Hulk»), Elektra («Daredevil»), Punisher, Deadpool («Deadpool 3» será parte del UCM), Yelena Belova, y Taskmaster («Black Widow»), e incluso el mismo Bucky o Batroc, son algunos de los tantos que formaron parte de dicho equipo durante su larga existencia.

En Mandripoor, encontramos a una cara conocida: Sharon Carter, la sobrina nieta de Peggy Carter, quien revela haber permanecido oculta en la isla como fugitiva desde que ayudó al «Team Cap.» a escapar durante «Civil War». Lamentablemente, Sharon no fue indultada, como sí ocurrió con el resto de los héroes. Ella desapareció con el chasquido (palabras de los hermanos Russo) y su falta de poderes causaron que no fuera convocada a la batalla final contra Thanos, razón por la que no era seleccionable para el indulto. Desde entonces se ha movido en secreto a través de Mandripoor y accede a prestar su ayuda a los héroes, solo si ellos prometen devolverle la mano ayudándole con el indulto para volver a casa. Emily VanCamp nos regala las mejores escenas de acción hasta el momento, demostrando que el personaje puede estar a la altura de la Agente Carter original.

Mediante las diversas investigaciones que se llevan a cabo en el capítulo, los protagonistas descubren que la persona detrás de los sueros es conocida como Power Broker. En los cómics, este era un magnate, director de una corporación que inyectaba suero a individuos para venderlos como soldados y guardaespaldas a grandes organizaciones, o insertarlos en el mundo de las luchas para mejorados. Este villano llevó a cabo experimentos en varios personajes presentados en la serie, como John Walker, Lemar Hoskins y Joaquín Torres. En la serie, Broker está molesto con los Flag-Smashers por el robo de sus sueros, amenazando directamente a Karli Morgenthau de asesinarla si es que se encuentra con ella. La curiosa teoría de los fans, aunque algo infundamentada, radica en que Sharon Carter es Power Broker y, aunque sería sorprendente, no convence mucho para ser honestos.

También descubrimos que la mente maestra, el cerebro que impulsó el proyecto de los sueros para Power Broker, es un científico de nombre Wilfred Nigel. En los cómics, este científico era quien corría los experimentos sobre Isaiah Bradley y tiene sentido su inclusión aquí, no solo como un guiño a dicho personaje, sino también por un incidente que podría conectar esta serie con «Jessica Jones», si es que sigue siendo canon. En la segunda temporada de esta serie se introdujo a Karl Malus, un bio-genetista que salva vidas humanas, otorgándole poderes en el proceso. Malus era quien diseñaba los sueros para Power Broker originalmente, pero su destino en «Jessica Jones», y la duda de si las series de Netflix son parte del canon, causaron que el bio-genetista quedase inhabilitado para participar de esta historia.

El capítulo finaliza con Sam, Bucky y Zemo, dirigiéndose a Latvia para rastrear a los Flag-Smasher. En aquél lugar, Bucky encuentra perlas de kimoyo dispersas por la calle. Dichos objetos, son unas esferas de vibranio con diversos usos, que van desde la medicina hasta las intercomunicaciones. Bucky se separa del grupo y decide seguir el rastro de las perlas, sabiendo a qué se enfrentará. En ese momento, se encuentra cara a cara con Ayo, una miembro de las Dora Milaje, la guardia real de Wakanda, que ha venido para llevarse a Zemo y hacerlo pagar por el asesinato del rey T’Chaka en el atentado a la ONU en «Civil War».

Capítulo 4: «El Mundo Entero Está Mirando«

El encuentro con Ayo evoca en Bucky los recuerdos de su estadía en Wakanda. Tras huir con Capitán América en «Civil War», ambos se ocultan en la nación regida por Black Panther, donde le ofrecen su avanzada tecnología para remover los códigos de control mental que Hydra le ha implantado en el cerebro. El flashback, más precisamente, nos muestra a Ayo probando los códigos en un ya sanado Barnes, que se quiebra ante la emoción de ser un hombre libre nuevamente. Una escena conmovedora que nos demuestra el sufrimiento al que ha estado sometido Bucky durante años, del cual por fin ha podido librarse, pero a pesar de estar agradecido, no puede entregar a Zemo aún, el criminal le ha servido como un buen aliado en su misión y lo necesita por más tiempo para cumplir el objetivo. Con ocho horas extra para tener a Zemo a su lado, los héroes comienzan a moverse más rápidamente para enfrentar a los Flag-Smashers.

La líder de la organización, a quien llegamos a conocer en mayor profundidad durante este capítulo, es Karli Morgenthau. En los cómics, Flag-Smasher era un villano individual que buscaba quebrar fronteras debido al asesinato de su padre en una revuelta política, dejándole saber que el concepto de fronteras y la lucha por los gobiernos para demostrar quién es mejor solo causa dolor y muerte. Las intenciones de Morgenthau en la serie, son similares a las de su versión original, en principio, pero adaptadas al contexto actual del UCM, con el mundo completo sumido en crisis tras el Blip. Es destacable el ingenio que tienen los guionistas y creadores para adaptar a estos personajes y unirlos de manera tan orgánica a la estructura de un universo cinematográfico cada vez más complejo.

John Walker regresa con más presencia en este episodio, encarando a los protagonistas por la negligente decisión de liberar a Zemo. Es así como, junto a Lemar Hoskins, se une a la búsqueda de los héroes. Es bastante extraña la relación que hay entre este diverso grupo de personajes, pero a la vez, eso es lo cautivador de la serie: ver a tantas figuras con agendas tan diversas, tratamientos tan distintos y trasfondos completamente opuestos persiguiendo un objetivo común. Aunque claro, aquí llega también el problema de ser unificados por un enemigo común y es que la metodología con la que se buscan acercarse a la líder de los Flag-Smashers varía considerablemente, causando roces en esta nueva especie de equipo.

Sam Wilson prueba, nuevamente, ser digno sucesor del Capitán. Su acercamiento a Karli, quien se encuentra en un momento muy vulnerable al perder a su madre adoptiva, es muy sensible y empático. Sam busca razonar con ella, hacerle ver que tienen los mismos problemas y preocupaciones, pero que su manera de abordarlos es demasiado extrema. Al igual que el Capitán América con Wanda Maximoff, cree que Karli es una niña con mucho poder, pero perdida en el mundo; ella solo necesita un guía, una ayuda para encarrilarla por el buen camino. Obviamente, Walker no está de acuerdo con que criminales sean tratados con tanto tacto. Luego de esposar a Zemo, intenta arrestar a Morgenthau, demostrando que es un personaje de acción, alguien que quiere resultados eficientes y su sentido de la justicia es implacable, pero retorcido. No existe el perdón, solo el castigo.

Este actuar irracional causa todo un confrontamiento en el refugio de los Flag-Smashers. Zemo logra quitarse las esposas y corre tras Karli, quien lleva consigo los sueros robados. Hay una mezcla de sentimientos en esta escena, pero ver a Zemo atacando a la líder de la organización y destrozando las muestras del suero, resulta satisfactorio, pero inquietante al mismo tiempo. La serie, a nivel general, presenta esa ambivalencia que la vuelve tan interesante de ver. Los personajes no se inclinan por un lado o el otro, sino que se mueven por un área gris donde todos sus valores son puestos a prueba son desafiados al tenderles la mano a ideas que se les oponen completamente; moral que traspasa la pantalla con esta escena, donde el espectador no sabe si sentirse feliz por el villano de lograr su cometido, o sorprendido por el actuar salvaje que toma contra la que Sam Wilson considera solo una niña confundida.

Walker aprovecha la confusión y encuentra uno de los sueros, el que guarda con discreción antes de unirse al resto. Cuando parece que la acción ha cesado, las cosas toman un giro aún mas alocado cuando las Dora Milaje cumplen su palabra e irrumpen en la reunión de los protagonistas en busca de Zemo y, aunque todos están de acuerdo en que el barón es un peligro, nadie está dispuesto a dejarlo ir debido a las diversas motivaciones que mencionamos antes. Una batalla se desencadena entre los presentes, que buscan sobreponer su visión por sobre el resto para tomar las medidas respectivas sobre Zemo, quien, muy acorde a la mentalidad de su personaje, aprovecha la confusión para huir, demostrando a los participantes de esta cruenta batallaque no deben dejarse cegar por la ambición. Todos han estado tan ocupados demostrando quien tiene mayor derecho sobre el enemigo, que lo han dejado escapar.

El capítulo, en general, se centra bastante en demostrarnos los paralelos entre la historia de John Walker y Steve Rogers. Ambos personajes desean servir a su país con un patriotismo intachable, pero, tal como descubrió Walker en el encuentro con las Dora Milaje, su debilidad física les impide llevar a cabo la misión con éxito. Es así como ambos, en distintos contextos, se someten a las maravillas del suero de supersoldado para luchar sus batallas con cierta ventaja. Hay varios planos en que Walker desarrolla maniobras y movimientos similares a los de Rogers (su entrada con pistola en mano, el salto por la ventana o el ataque que realiza al final del episodio ante el público), pero por muchas similitudes que tengan sus historias o desempeño físico, nunca podrán igualarse en la ejecución de sus valores. Ambos ven la libertad y la justicia como la máxima aspiración para un mundo pacífico, pero Walker intenta hacer regir estos valores mediante métodos altamente cuestionables y un temperamento volátil que choca con la pureza y nobleza de Steve Rogers. De hecho, el único color de la bandera estadounidense que Walker no porta en su traje es el blanco, que precisamente representa al pureza e inocencia.

Lemar Hoskins dice en cierto punto que, bajo su modo de ver, el suero intensifica la personalidad de su portador. Mientras Steve era reconocido por su coraje y lealtad, Walker ha sido dañado por su estadía en el ejército, lo que no necesariamente lo vuelve culpable de su comportamiento errático y enfermizo. El tipo es un hombre quebrado, que no puede mantenerse en pie debido al sufrimiento al que fue sometido, pero el cual recibió varios premios por los que es vanagloriado. El suero, entonces, llega a aumentar su volatilidad e irracionalidad en el campo de batalla.

Hay un movimiento muy sutil, pero que demuestra la ingeniosa dirección tras la serie. y es que los personajes más relevantes de la serie han sido posicionados en planos específicos que demuestran sus arcos y evoluciones. En el primer capítulo vimos a Sam Wilson reflejándose en una vitrina con el traje del Capitán, demostrando cómo es que se ve ajeno a su figura. Bucky se ve reflejado a través de una ventana amplia y empañada, demostrando que se encuentra nublado y perdido en un mundo que no entiende, pero que le está regalando una nueva oportunidad. Karli Morgenthau, por su parte, es vista en cierto momento reflejada en un espejo quebrado, dejando en claro que tiene sus intenciones definidas debido a su heridas. Ahora, John Walker mira a través de una ventana rasgada, que pone en evidencia su dañada mente.

En un nuevo encuentro con los Flag-Smashers, Walker hace una demostración de sus nuevos poderes, pero también de cómo ha incrementado su inestabilidad, desarrollando, de vez en cuando y de manera sutil, un tic nervioso que se presenta durante la batalla. Durante esta desafiante lucha, Lemar Hoskins es abatido, despertando la furia de Walker, quien persigue a Morgenthau y sus aliados, de los cuales uno es alcanzado por el enfurecido Capitán, quien no vacila en asesinarlo con su escudo. Nuevamente, tenemos un paralelo entre Rogers y Walker, recordando la escena en que Steve falla a sus valores atacando a Tony Stark en «Civil War» con un ataque similar al que vimos en este episodio.

Es bastante irónico, y triste, que este Flag-Smasher haya mencionado a Karli ser admirador del Capitán América en su infancia y haber muerto a manos de su héroe (ya que el público del UCM no ve al hombre detrás de la máscara); esto debe haber revuelto muchos pensamientos en su cabeza antes de dar su respiro final. Un cierre de capítulo bastante oscuro y grafico para los estándares del UCM, que deja en la retina del espectador un espectacular plano final de Walker sosteniendo el escudo ensangrentado frente a decenas de transeúntes grabando la escena, momento que también recuerda al polémico encuentro de Capitán América con los aliados de Flag-Smasher en los cómics, donde, como último recurso, debe asesinar a uno de ellos ante la mirada del público.

Un capítulo algo vacío de easter eggs, pero con un desarrollo de personajes a otro nivel, que también deja un final abierto que nos deja queriendo ver mucho más. Quedan tan solo dos capítulos para acabar esta aventura y no podemos esperar para ver con qué más nos sorprenderá esta increíblemente solida y compleja serie.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s