Música

Bby Hopper: “Busco abrir espacios de disidencia sexual en la música urbana”

El joven artista de Talca está viendo nacer su prometedora carrera musical, con una propuesta diferente en el género urbano.

Era 2006 y Disney Channel estaba mostrando «High School Musical», un día normal para muchos, pero no para Bby Hopper, quien, al ver aquella película, sintió que algo se remecía dentro de el, era la ilusión de estar cantando frente al público y ser parte de un espectáculo. Aquel día se plantó esa semilla que, casi 15 años después, vería sus frutos en el surgimiento de su carrera artística.

Impulsado por su hermana mayor y su abuela, el joven de 21 años, oriundo de Talca, incursionó en distintos coros, que fueron su primer acercamiento a los escenarios. Al crecer, esta disciplina siempre formó parte de su vida, pero parecía ser solo un hobby. El reconocimiento de su amor por la música ocurrió de grande. «Me di cuenta que la música siempre estuvo para mí en los momentos más heavys, más densos de mi vida, los momentos más grises, y ahí me di cuenta que era una pasión, que era algo que me hacía vibrar», explica.

Fotografía: @wuiwaken, Dirección de arte y producción: @goomorales

En 2019, mientras estudiaba periodismo, comenzó a adentrarse en el mundo musical, lo que le permitió conocer la vida de aristas de la escena penquista. Estar inmerso en ese ambiente lo inspiró a incursionar en la música, y se lo planteó como una opción, sin embargo, la decisión se hizo aún más fuerte luego de un recital de la artista Tomasa del Real donde, en medio del éxtasis, decidió lo que realmente quería hacer.

La cuarentena fue un momento cúlmine para definir su camino musical; la soledad y el volver a su pieza de la adolescencia le trajeron muchos recuerdos, y le demostraron lo importante que la música era para el. Asimismo, afirma que una de sus principales motivaciones era abrir espacios queer en el género urbano, pues afirma que hay grandes trabajos desconocidos en la zona.

Así, y despojado de sus miedos, en 2020 decide lanzar su primer proyecto musical, el single «Ya no quiero», acompañado de su álbum debut «Broke and Dope», el cual consiste de 9 canciones en las que habla de los altibajos de sus relaciones amorosas. El artista admite que el amor es un tópico recurrente en su disco, y que sus diarios escolares fueron la principal inspiración al momento de componer las líricas de este.

Fotografía: @wuiwaken, Dirección de arte y producción: @goomorales

Definiendo su estilo como «full trap», Bby Hopper destaca entre sus influencias a Princesa Alba, GIANLUCA, Bad Gyal, DrefQuila, Ceaese y Tomasa del Real; aunque actualmente admite estar bastante obsesionado con el pop de Miranda!, Supernova, Denver, Years & Years y Troye Silvan, por lo que cree que estas influencias podrían escucharse en sus próximos lanzamientos.

El joven cantante admite que su propuesta musical está marcada por la diversidad de ritmos y por su intención de visibilizar a la comunidad disidente. «Siento que el atreverse a ser un hombre que le canta a otro hombre es heavy. En Chile no hay tantos referentes de la población LGBTIQ+ que sean conocidos más allá de Javiera Mena y Alex Andwanter», declara.

Bby Hopper dice tener distintos beats bajo la manga, y que su próximo lanzamiento será un dúo con la artista talquina Appleberry. En el futuro planea publicar un trabajo ligado a los conceptos del amor libre y el empoderamiento, para abrir camino a la disidencia en el mundo de la música chilena.

Actualmente puedes encontrar sus canciones en las plataformas digitales Spotify, Amazon Music, Deezer, Apple Music y Youtube.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s