Reviews Series

Review «Zoey’s Extraordinary Playlist»: Un Conmovedor y Reconfortante Musical

Reparto: Jane Levy, Skylar Astin, Alex Newell, John Clarence Stewart, Mary Steenburgen

Creador: Austin Winsberg

Género: Musical, Comedia-Drama

Clasificación:  +14

Episodios: 12 (Primera Temporada)

Plataforma: NBC 

Sinopsis: «Una mujer joven descubre que tienen la habilidad de escuchar los pensamientos íntimos de la gente que la rodea a través de canciones y números musicales». (IMDb)

Esta serie centra su historia en Zoey (Jane Levy), una programadora que trabaja en una empresa que hace dispositivos electrónicos, quien desarrolla la peculiar habilidad de escuchar los pensamientos de las personas en forma de números musicales. Con la ayuda de su glamoroso vecino y amistad no-binario, Mo (Alex Newell), ella descubre que su misión es ayudar a las personas cuyos cantos escucha, si no estos la perseguirán. Debido a esto, Zoey tiene que averiguar cómo navegar las relaciones con sus compañeros de trabajo, sus intereses románticos y sus cercanos. Además, ella y su familia tienen que lidiar con la enfermedad de su padre (Peter Gallagher) quien súbitamente desarrolló una parálisis supranuclear progresiva. 

La mayor virtud de esta serie se encuentra en su protagonista, Jane Levy, quien ha sido una estrella lista para estallar desde sus primeros pasos en “Suburgatory”; ella es completamente encantadora en el rol de Zoey, quien convierte los torpes intentos de mejorar la vida de las personas que necesitan de su intervención en actos genuinos, gracias a la noble y entrañable interpretación de una mujer cuya vida cambia de manera rotunda, con sus nuevos poderes y responsabilidades. Levy, una actriz con un encanto natural y aptitudes para la comedia, encuentra en “Zoey’s Extraordinary Playlist” un perfecto vehículo para demostrar su talento como actriz.

Jane Levy también nos demuestra su habilidad de transmitir el dolor que siente una hija al saber que su padre no la verá envejecer, ni quizás cumplir otro año. La sensibilidad con la que tratan la enfermedad de su padre, la cual afecta a cada integrante de la familia de una manera distinta, es explorada de una forma muy bella; es el elemento mejor desarrollado de la serie y nunca falla en emocionar. Gracias a su nueva habilidad, ella logra tener unos pequeños momentos de unión con su padre, quien perdió la capacidad de comunicarse; además, tiene un vistazo a la interioridad del duelo que vive su madre y hermano. Ver cómo su familia es testigo de cómo la vida del padre se apaga poco a poco, resulta sumamente conmovedor y cada episodio trae momentos que logran tocar una fibra sensible, siendo una gran fortaleza de la serie y las escenas que resaltan el lazo familiar resultan ser las más destacable dentro de la temporada.

En cada capítulo la protagonista se ve en la misión de ayudar a una persona distinta, ya sea algún familiar, un colega o un amigo. A través de estas misiones, ella se ve en la difícil posición de intervenir en la vida de la gente y lograr comunicarse de manera sincera para cambiar el estado emocional de esas personas. Informadas por los números musicales, el programa logra resolver los conflictos emocionales de las personas sin caer en situaciones empalagosas. Estas escenas musicales logran entregarle más atención a los personajes secundarios que amplían el universo de la serie, a pesar de que el foco claramente siempre está sobre Zoey, su familia y sus problemas amorosos.

La historia está sumamente preocupada en crear un conflicto alrededor de la vida romántica de la protagonista, sacrificando historias que podrían ser más interesantes. Es particularmente lamentable que su nueva amistad con Mo se vea relegada a un segundo plano y que elle actúe principalmente como la guía y ayuda de Zoey, cayendo en el cliché del de la «amistad negra mágica». El talento y la arrogante presencia de Alex Newell es desperdiciada durante gran parte de la primera temporada que pudo haberle dado mas escenas y quitarle a los romances de Zoey. 

Esta serie es culpable de caer en ciertos clichés propios del formato televisivo que obliga a los guionistas crear conflictos que se estiren a lo largo de una temporada. Acto seguido, entra el triángulo amoroso. Por un momento, su mejor amigo, Max (Skylar Astin), se presenta como una figura que serviría como un confidente para la protagonista y una ayuda a la hora del desarrollo de su potencial romance con Simon (John Clarence Stewart), pero rápidamente se convierte en otro interés romántico que le agrega tensión a la vida romántica de Zoey. Max se transforma en un “chico bueno” cuya inmadurez y actitudes reaccionarias hacen que sea una figura difícil de apoyar. Los evidentes problemas que él desprende en su forma de lidiar con la indecisión de su amiga nunca es problematizado en la serie como algo negativo, sino que lo toman como acciones aceptables de alguien enamorado, perpetuando ideales insanos del amor romántico que la televisión ha normalizado por años.

A pesar de que la serie está lejos de ser perfecta, es un programa liviano y amigable que con sus encantos podría cautivar a un receloso espectador que no disfruta usualmente de los musicales, ofreciendo la suficiente cantidad de emoción para conmover, y el suficiente humor para reconfortar a cualquiera. Envuelta en brillantes colores, “Zoey’s Extraordinary Playlist” recrea el vivaz ambiente asociado con el género musical y es una digna representante del género. Con un perfecto elenco que entrega cálidas actuaciones y una excelente protagonista con Jane Levy, esta producción es un éxito que nos entrega una ventana de descanso en una realidad que cada vez es más hostil.

7.5/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s