Películas Reviews

Review «Free Guy: Tomando el Control»: Una comedia que vive al máximo

Reparto: Ryan Reynolds, Jodie Comer, Lil Rel Howery, Taika Waititi, Joe Keery, Utkarsh Ambudkar

Dirección: Shawn Levy

Género: Comedia, Acción

Clasificación: +7

Duración: 1h 55m

Sinopsis: «Un trabajador de un banco descubre que en realidad es un personaje dentro de un videojuego». (Filmaffinity)

Ryan Reynolds y Lil Rel Howery dan vida a dos NPC del videojuego «Free City». Foto: Walt Disney Studios

El regreso de 20th Century Studios (ex Fox) a las salas de cine no viene marcado por una nueva adaptación de novela, videojuego o película, sino que lo hace con una idea bastante original. Con la dirección de Shawn Levy, conocido por la trilogía de «Una Noche en el Museo», este nuevo largometraje presenta una historia que ocurre, en gran parte, dentro de «Free City», un mundo netamente virtual que mezcla dinámicas y elementos de distintos juegos de video.

En este videojuego conoceremos a Guy (Reynolds), un NPC (Non-playable character) con una vida bastante común y monótona. Durante uno de sus dias rutinarios, el personaje comenzará a romper con lo establecido, a tomar sus propias decisiones, y esto lo llevará a juntar caminos con Molotovgirl/Millie (Comer), una jugadora real que se encuentra en medio de una especie de ‘búsqueda del tesoro’.

Jodie Comer es Millie, una joven que tendrá su propia misión en «Free Guy». Foto: Walt Disney Studios

El objetivo central de «Free Guy: Tomando el Control» no es convertirse en historia de gran complejidad, pues nunca apuntan a eso. Desde el primer momento, la cinta tiene la función de ser una experiencia agradable y divertida, aprovechando muy bien la instancia para construir un mundo que rescata los elementos más importantes de un puñado de videojuegos icónicos; una especie de mezcla que funciona tanto para un público regular como para aquellos más familiarizados con ese mundo. También es posible encontrar ciertas similitudes con los argumentos de películas como «The Truman Show», por curioso que suene, y esto hace que la experiencia en sí se vuelva bastante cercana, sin llegar a sentirse como una simple reutilización de ideas.

Las reglas de «Free City» quedan establecidas de una forma bastante rápida y orgánica, por lo que no tardamos demasiado en conocer el punto de cambio en la vida de Guy. En realidad, la primera mitad de la película se mueve a un ritmo bastante rápido, por lo que es muy fácil generar una conexión con esta historia que parece estar en constante movimiento; sin embargo, la segunda mitad decae a momentos y el ritmo en el desarrollo se estanca bastante, situación que a ratos puede sacar a los espectadores de la experiencia. Por suerte, el humor característico de las cintas protagonizadas por Ryan Reynolds acompaña de principio a fin y logra que reconectemos fácilmente con todo lo que está ocurriendo.

Ryan Reynolds y el director Shawn Levy en el set de «Free Guy: Tomando el Mando». Foto: Walt Disney Studios

Lo mejor del filme es la simpleza con la que todo es abarcado, sin mayores pretenciones que terminen por perjudicar al resultado final. Hay una serie de mensajes presentados de forma bastante liviana en el contexto de la historia, como la invitación a romper la rutina, que nunca pierden relevancia en el desarrollo y, finalmente, convierten a esta propuesta en una auténtica feel-good movie para toda la familia.

Como siempre, Reynolds y su carisma funcionan como el corazón de la película. Guy es un personaje que se siente cercano y podemos empatizar facilmente con algunos de sus dilemas, haciendo que todo lo que ocurre en el ‘mundo virtual’ nunca pierda su atractivo. En paralelo, Millie y Keys (Keery) también tienen un aporte importante al momento de darle esa calidez más humana a la historia. Desafortunadamente, Antoine (Waititi) es uno de los puntos más débiles del largometraje, ya que esta ‘parodia’ de un empresario codicioso vive en la exageración constante y nunca termina de coincidir con lo realizado por el resto del reparto.

[De izquierda a derecha] Taika Waititi, Utkarsh Ambudkar y Joe Keery también forman parte del reparto, como integrantes de la compañía creadora de «Free City». Foto: Walt Disney Studios

En lo visual, como evidencia de un buen uso de presupuesto, el mundo virtual está muy bien construido, siempre con violencia por montónes ocurriendo de fondo, dada la dinámica principal del juego. Por suerte, la película no depende solo de las secuencias de acción para entretener, aunque estas se aprovecharon bastante, sacando a relucir efectos especiales muy bien logrados y un conjunto de guiños y referencias a otros videojuegos y franquicias cinematográficas (la presencia de Disney al menos debería sacar un par de risas). Además, toda esta aventura se mueve al ritmo de canciones como «Fantasy», de Mariah Carey, o «Ain’t No Stoppin’ Us Now», de McFadden & Whitehead, siendo una selección musical que saca gran provecho para potenciar la tónica cómica del filme.

En el largometraje, el mundo de Guy dará vueltas luego de una gran revelación. Foto: Walt Disney Studios

«Free Guy: Tomando el Control» cumple con todo lo que ofrece desde el minuto uno, además de contar con algunas sorpresas, como cameos, easter-eggs y referencias, de por medio. El carismático elenco encabezado por Ryan Reynolds le añade una calidez importante a esta historia que, si bien se estanca en ciertos momentos, nunca deja de mantener una intención clara: entretener y hacer que los espectadores pasen un buen rato, algo que cumple con creces.

7/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s