Películas Reviews

[#SANFIC17] Review “Cryptozoo”: Cuatro lecturas para un grito desesperado

Reparto: Lake Bell, Michael Cera, Alex Karpovsky, Zoe Kazan, Louisa Krause, Angeliki Papoulia, Peter Stormare

Dirección: Dash Shaw

País: Estados Unidos

Género: Drama

Clasificación: n/a

Duración: 1h 35m

Sinopsis: «Mientras un grupo de guardianes de un criptozoológico tratan de capturar a un baku (una criatura legendaria híbrida que se alimenta de sueños), se empiezan a preguntar si es realmente la mejor idea mostrar a estas inusuales bestias en un zoológico, o si estas criaturas debieran permanecer ocultas y desconocidas.» (SANFIC) Participante de la Competencia Internacional

Hay películas que rompen paradigmas, ya sea por su temática o el medio en que la expresan. «Cryptozoo» se atreve a más y quiebra con todo. Con una idea novedosa, a través del formato de animación, pero con un giro visionario que genera un impacto y con un elenco lleno de estrellas, intenta (y logra) plantear una cinta que plantea un debate importante, pero que lo hace de manera inteligente: a través de cuatro lecturas. Dash Shaw no se queda corto en ambiciones.

Lauren Grey (Lake Bell) es una rescatista de críptidos. Foto: SANFIC

Lo primero que nos llama la atención es el medio en que se cuenta la historia: la animación. En un mundo acostumbrados al CGI, «Cryptozoo» es una pieza animada a mano, en donde pareciera que son bocetos que se mueven de manera tosca, algo incomoda, para formar el relato. Sus colores son brillantes, poco vistos en el cine, sus personajes no son estilizados, pero sí detallados, al contrario de sus fondos, que no poseen mayor trabajo, ni es necesario tampoco. Desde su escena inicial, sabemos que estamos viendo algo distinto a todo lo que hemos visto antes, y así se mantiene durante su hora y media.

Cuesta digerir la animación, y lamentablemente su particular forma de ser hace difícil apreciar sus temáticas sin hacer el esfuerzo de aplicar un análisis a lo que está pasando. En síntesis, la historia es simple: Lauren Grey (Lake Bell) es una rescatista de seres críptidos, es decir, estos animales mitológicos, parte del folclor local, leyendas o mitos. En este mundo, su existencia es de conocimiento popular. Al rescatarlos, son llevados al Cryptozoológico, un lugar que es realmente un santuario, y donde son expuestos como atracciones para financiar este proyecto. Y no solo se trata de animales, sino también seres más abstractos y humanoides, pero todos sensibles. Así, a la rápida, puede entenderse como una crítica a los zoológicos y el abuso del humano hacia los animales, lo que estaría bien, porque esa crítica está ahí. En quedarse solo en eso es donde nace el problema.

El cryptozoológico, un santuario para seres críptidos. Foto: SANFIC

A medida que avanza la historia, las metáforas van haciéndose menos claras pero más duras. A través de su «rústica» animación, «Cryptozoo» va ahondando en temáticas sociales mas profundas. En la búsqueda del mítico Baku, el objetivo de la protagonista, un ser mitológico japonés que come pesadillas, la crítica se centra contra el sistema y el control de las masas. Esa misma crítica se mantiene con otras situaciones, haciendo énfasis en como es el mismo gobierno (de Estados Unidos, en este caso) quienes buscan acallar las ilusiones e ideales revolucionarios para generar cambios. Ahí está la segunda lectura, pero hay más.

Hay un personaje que es al mismo tiempo críptido pero muy humanoide: Phoebe, una gorgona (conocidas erroneamente como «Medusas»). Ella busca generar estos mismos cambios en la sociedad que buscan prohibir, y sueña con un mundo en donde críptidos y humanos convivan en paz y armonía. Phoebe viste una especie de burka para ocultar su cabello de serpientes y usa lentes de contacto para evitar atacar a gente inocente, efectivamente adaptándose a otra sociedad. ¿Suena familiar? Porque aquí está la tercera lectura: el racismo. «Cryptozoo» no es solo una crítica al abuso animal, al capitalismo o a la opresión sistemática de los Gobiernos, es también una visión detallada del racismo y xenofobia, o la discriminación en general que viven inmigrantes y minorías en el mundo entero. Y aquí, rápidamente, aparece la cuarta lectura, que es la mercantilización de la miseria. A través de mostrar a estos seres críptidos encerrados, pero de manera segura para el público, solo lucran con el sufrimiento ajeno, tal y como los medios hacen uso de imágenes atroces en Medio Oriente o, incluso, Latinoamérica, para generar empatía, en teoría, pero solo generando morbo.

Lauren Grey (Lake Bell), Phoebe (Angeliki Papoulia), una gorgona, y Joan (Grace Zabrizkie), la fundadora del santuario. Foto: SANFIC

No es fácil digerir el último trabajo de Dash Shaw. Su rústica y tosca animación, llena de llamativos colores y detallados personajes, humanos y críptidos, distraen un poco del mensaje final que quiere enviar. A pesar de eso, es una obra que logra reunir un elenco de primer nivel con una historia que fluye de manera natural, sin dejar nada al azar, queriendo entregar metáforas, quizás pecando de ambicioso a la hora de abarcar muchos temas a la vez, pero logrando hacerlo si prestamos suficiente atención. «Cryptozoo» es una de esas películas que se convierten en obras de culto, sin lugar a dudas, y dará mucho de que hablar a futuro cuando el público general desglose las duras analogías contra la mercantilización de la miseria, la discriminación y el abuso animal. Un acierto, de comienzo a fin.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s