Películas Reviews

[#SANFIC17] Review “Gran Avenida”: Una ciudad en fragmentos

Reparto: Gabriel Cañas, Paulina Giglio, Iván Parra, Gastón Salgado

Director: Moisés Sepúlveda

Género: Drama

Clasificación: n/a

Duración: 1h 20m

Sinopsis: “Camilo, un micro empresario, quiere tener un hijo pero los intentos de conseguir un embarazo no funcionan. Josefina, una dentista, desea irse a vivir a Brasil y no se atreve a confesar su plan a su esposo. Ronald, un oficinista, quiere compartir con su pequeña hija, pero su ex mujer planea vivir en el norte de Chile, a miles de kilómetros de distancia. Un celular robado, malas decisiones y muchas torpezas, enfrentan a estos tres vecinos de Gran Avenida, al sur de la ciudad de Santiago.” (SANFIC) Participante de la Competencia de Cine Chileno

El arte urbano como contraste del gris de Santiago. Foto: EMOL

El desarrollo de historias paralelas dentro de una misma película es una técnica usada con frecuencia para profundizar en ciertos personajes y los aspectos de la vida que definen a cada uno. Bajo esa premisa se presenta una de las participantes de la Competencia de Cine Chileno del SANFIC17: “Gran Avenida”. El filme nos lleva hasta la zona sur de la capital para presentarnos a tres personajes de clase media que transitan por las calles y rincones urbanos cercanos a la Gran Avenida.

Desde un principio, la cinta deja clara sus intenciones: sumergirnos, rápidamente, en el ritmo citadino de Santiago. Cuando aparece el título en pantalla, lo hace por partes y en fragmentos. No sabemos si fue intencional o no, pero ese detalle ya nos muestra que la premisa de la película es justamente mostrar fragmentos de historias de personas comunes y corrientes que viven en la ciudad. Nada más que eso. En ese sentido, «Gran Avenida» es muy honesta sobre sus recursos y pretensiones. Lo que vemos a lo largo del metraje son pequeños instantes absorbidos por la cotidianidad, demostrando que en los personajes más sencillos también hay historias que se pueden contar.

Josefina, una dentista que sueña con irse a Brasil. Foto: Filmin

Los puntos más fuertes de “Gran Avenida” radican en aspectos técnicos como la fotografía y el sonido. En cuanto a la primera, nos enfrentamos a encuadres sencillos y bonitos que logran hacer interactuar a los protagonistas con la ciudad que los rodea. El manejo de la cinematografía está basada en luces naturales y paisajes citadinos, donde el arte urbano será un contraste necesario frente a lo gris de la ciudad, lo monótono de las vidas de los personajes y los sueños frustrados de estos últimos.

El sonido también aporta con lo suyo, siendo un complemento fundamental en la construcción de esta película. Por una parte, los ruidos de ciudad son una compañía constante a lo largo del desarrollo de la historia, logrando generar ese ambiente de ciudad y transmitiendo una sensación de estar inmersos en la cotidianidad de estos personajes, como si fuéramos testigos de sus vidas. La música también aporta, sobre todo en momentos de mayor tensión o dramatismo, intensificando las emociones generadas durante el filme.

Ronald, un oficinista, enfrentado a la ciudad. Foto: SANFIC

Dentro de los puntos débiles está el desarrollo de los personajes y del guion. Lamentablemente, la historia no se siente completa y consistente, porque no se logra profundizar sobre las intenciones, aspiraciones, sueños e historias de vida de cada personajes. Al realizar esta narración en paralelo de los tres protagonistas, el tiempo en pantalla que se le destina a cada uno es menor, provocando que su desarrollo se vea inconcluso.  Por lo tanto, para lograr identificar las características psicológicas y emocionales de cada protagonista, hay que empezar a intuir en base a la poca información que se entrega.

A nivel creativo, es interesante cómo se gestó esta película, ya que está basada en una serie de improvisaciones lideradas por el elenco y el director. Esto puede funcionar como un aspecto muy positivo, porque le otorga una naturalidad única a las escenas y a la interacción de los personajes; sin embargo, también puede ser un punto a mejorar, si hablamos de profundidad y desarrollo narrativo.

Josefina intentando escapar de su realidad. Foto: DaFilm Festival

Los fragmentos que componen a “Gran Avenida” demuestran una excelente representación de la ciudad de Santiago y los habitantes que transitan en ella, con una naturalidad muy bien lograda y una fotografía sencilla, pero al mismo tiempo, muy cuidada. Sin embargo, como historia completa queda al debe por el poco desarrollo de los personajes, dejando con las ganas de saber un poco más de ellos o explorar más sobre sus intenciones y sueños frustrados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s