Películas Reviews

[#SANFIC17] Review «Y Solo el Amor Resucita»: Una bella carta de despedida a uno de los grandes muralistas chilenos

Dirección: Nelson Pérez Sepúlveda

País: Chile

Género: Documental

Duración: 1h 10min

Sinopsis: “En el ocaso de su vida, el olvidado muralista Fernando Daza está en proceso de creación de una nueva obra llamada “Solo el amor resucita”. Mientras el artista pinta, la frontera que existe entre el poema, el mural y la geografía, nos llevará a un viaje de norte a sur por Chile. El tiempo será la principal cuestión del pintor, a los 85 años su mente y su corazón quieren seguir creando pero su cuerpo tendrá la última palabra.” (SANFIC) Participante de la competencia de Cine Chileno

Fernando Daza sentado en su patio con un fragmento de su mural de Gabriela Mistral. Foto: SANFIC

Más de una vez nos hemos encontrado a los pies del cerro Santa Lucía, corriendo entre el siempre veloz centro de Santiago, sin mirar más que de reojo el mural de Gabriela Mistral que está impreso en su costado, sin preguntarnos porqué está ahí, quién gastó sus días soñando el homenaje a la gran poetisa. Es a él, Fernando Daza, a quién Nelson Pérez sigue en sus últimos días.

En una solitaria casa en La Florida, el talentoso muralista aborda un nuevo proyecto, buscando traducir la poesía de Neruda a un medio visual; se enfoca en «Terremoto en Chile» para diseñar intrincados murales. Su mente y su impulso creativo arden con una llama aparentemente interminable, mientras pasa sus horas pintando, acompañado de su señora, sus gatos y su perro, e, incluso cuando se le presentan problemas de salud, Daza indiferente, continúa con su arte.

Daza en su escritorio, recordando amigos de su pasado. Foto: SANFIC

Pérez logra capturar con su dirección la entrega que dejó Daza en sus últimas obras, el intenso diálogo que estableció con Neruda, transformando sus palabras en lienzos sobre los cuales con cuidado se dedicaba a bosquejar con carboncillo. Una y otra vez volviendo a su taller, sacando a los gatos al patio, inquebrantable ante nada, con un ímpetu interminable por crear; pensando incluso en los proyectos que vendrían después, si se lo permitía el cuerpo. La total entrega a la creación artística desde un profundo amor y respeto.

La fotografía, por su parte, traduce la cinta a un mural, con amplios planos e imágenes con una composición que lo dejan como una parte en una imponente visual. Visitando la naturaleza, con tomas de Daza caminando de la mano con su señora frente al mar, o de la vida doméstica de ambos, cada cuadro pensado y ejecutado de manera maravillosa. Esto, junto a la banda sonora con música de la banda chilena Inti-Illimani, hacen que la película sea una obra de arte en sí.

En grandes lienzos, Daza hace bosquejos de los murales para sus últimas obras. (Sanfic)

El documental trae consigo no solo las muchas historias que tiene Fernando Daza para contar, sino también el relato desolador del abandono al arte en Chile. Entre las bromas sobre el gran reconocimiento que recibirá su obra una vez que esté muerto, podemos ver la realidad del arte chileno: no existe visibilidad ni apoyo para los artistas visuales en nuestro país, y no es hasta que están muertos que algunos reciben algún tipo de reconocimiento; error que tristemente no se pudo corregir con el talentoso muralista, quien falleció en silencio, sin mayor homenaje que un artículo en un diario electrónico perdido entre otros tantos. 

Un problema que se presenta, sobre todo al principio de la cinta, es el ritmo. El objetivo del documental aún no está establecido y en un par de ocasiones se queda detenido más tiempo del necesario en una cierta imagen. Puede parecer un poco estancado, pero apenas encuentra su rumbo, te atrapa y te lleva con él, manteniendo esa dirección por el resto del tiempo.

Fernando Daza con sus obras detrás. (Sanfic)

“Y Solo el Amor Resucita” entrega la valiosa oportunidad de poder conocer a un memorable muralista chileno y cómo pasó sus últimos días creando. Con un trabajo de fotografía maravilloso y una dirección impecable de la mano de Nelson Pérez, el documental va más allá de la vida y muerte físicas de Fernando Daza, sino que en la continuidad de su espíritu a través de su obra. Con una profunda crítica a la falta de aprecio que tiene nuestra sociedad por los artistas que nos rodean, nos inspira a salir a buscar el arte a nuestro alrededor y a agradecerle profundamente a quienes entregan su vida creándolo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s