Reviews Series

Review «What If…?» (E02-03): Una leve mejora en nuestro viaje al multiverso

Reparto: Jeffrey Wright, Chadwick Boseman, Michael Rooker, Josh Brolin, Benicio del Toro, Karen Gillan, Sean Gunn, Seth Green, Chris Sullivan, Lake Bell, Samuel L. Jackson, Michael Douglas, Jeremy Renner, Clark Gregg, Stephanie Panisello, Mark Ruffalo, Tom Hiddleston, Mick Wingert

Creador: A.C. Bradley

Género: Animación, Antología, Ciencia Ficción

Clasificación: +7

Episodios: 9

Plataforma: Disney+

Sinopsis: “Explora momentos clave del universo Marvel y plantea situaciones alternativas sobre algunos de los personajes más importantes de esas películas». (Filmafinitty)

«What If…?» no convenció a muchos con el desempeño de la Capitana Carter durante su primera entrada. Pero, aún así, los fanáticos decidieron darle una oportunidad a las siguientes anécdotas y antologías de Uatu (a.k.a. The Watcher), para sorprendernos y llevarnos a los inexplorados rincones del multiverso. Con dos nuevos capítulos en la parrilla, pasamos a revisar si efectivamente la calidad de estas narraciones mejoró y si la nueva formula aplicada por los guionistas también significó un paso adelante para esta prometedora pero desaprovechada propuesta.

Capítulo 2: «¿Qué Pasaría si… T’Challa se Convirtiera en Star-Lord?»

Chadwick Boseman en su última participación para el UCM. Foto: Marvel Studios

El segundo capítulo entra de lleno en la acción. Sin contextualización, ni presentaciones, tenemos una introducción muy similar a la de «Guardianes de la Galaxia», con Star-Lord irrumpiendo en el santuario de la gema del poder, dispuesto a robarla. Pero algo difiere en esta historia: quien se encuentra tras el casco del ‘legendario forajido’ no es Peter Quill, sino el príncipe T’Challa, mejor conocido como Black Panther.

En su última participación para un medio audiovisual, antes de su fallecimiento hace exactamente un año, Boseman realizó trabajos de doblaje para dar vida a su versión animada. Los fanáticos agradecen la oportunidad de oírlo por última vez, interpretando a la variante intergaláctica de su icónico personaje, quien tendrá un par de apariciones más a lo largo de la temporada. Un trabajo óptimo, con un acento más exagerado de lo usual, pero ciertamente mejor llevado que el de muchos de los actores que participaron en el primer capítulo, que, por cierto, queda bastante bajo en comparación a esta segunda entrada. Esta es una mejora respecto al tibio debut que tuvo la propuesta y logra enganchar a, por lo menos, un grupo un poco más amplio de espectadores.

Como veníamos diciendo, Boseman interpreta a T’Challa Star-Lord, una variante que fue abducida erróneamente por las fuerzas de Yondu, quienes, buscando al hijo de Ego, se equivocaron de niño tras malinterpretar la firma energética emitida por el Vibranio de Wakanda. Desde aquí comienzan a surgir las ramas del multiverso, con un Star-Lord mucho más diplomático y dispuesto al diálogo, quien logró reformar no solo al grupo de piratas espaciales que lo adoptaron en su niñez, sino que también a criminales altamente buscados y temidos a lo largo de la galaxia.

Josh Brolin regresa como Thanos. Foto: Disney+

Sí, la conversión de Thanos en un Ravager, dándose cuenta de que su plan genocida era erróneo gracias al poder de convencimiento de T’Challa, es rarísima. Muchos fanáticos detestaron que el villano más temido de la última década haya acabado reducido a un chiste; que toda la Saga del Infinito se haya podido resolver mediante el diálogo es tan extraño como hilarante, pero recordemos que estamos ante un número ilimitado de oportunidades, de universos y realidades completamente inesperadas, por lo que no importa que se tomen las elecciones más aleatorias, extrañas o fuera de lugar, pues todas son posibles. Si lo vemos desde ese ángulo, es refrescante ver a los personajes del UCM en esta clase de facetas, abandonando sus roles establecidos en las películas para jugar con las posibilidades que otorga el formato, rompiendo también, la triste narrativa del primer capítulo, que copió y pegó los acontecimientos de «El Primer Vengador», pero cambiando a la protagonista y metiendo a una bestia inter-dimensional salida de quién sabe dónde. Este segundo capítulo demuestra lo que buscábamos ver en «What If…?». Si bien el abuso de la comedia es molesto (algo que ya se ha discutido hasta el cansancio respecto al UCM), el resto de los elementos da un paso adelante, tanto en las secuencias de acción como en la originalidad de la historia.

[De izquierda a derecha] Korath (Djimon Houson), Yondu (Michael Rooker), T’Challa (Chadwick Boseman), Kraglin (Sean Gunn) y Taserface (Chris Sullivan), todos retomando sus roles para «What If…?». Foto: Marvel Studios

Algunas voces y personajes conocidos retornan para hacer más familiar este viaje. Los Ravagers más recordados de las películas se reúnen en Contraxia a beber algunos tragos, demostrando la hermandad y unión que ha logrado T’Challa, incluso anexando enemigos del grupo, al contrario de Peter Quill, cuyas decisiones causaron una guerra interna entre la tripulación y la persecución de varias facciones en su contra. Es un poco triste el tratamiento que Marvel Studios le ha dado a Star-Lord desde «Avengers: Infinity War». Un personaje que, inicialmente, era visto como referente de un irreverente y egoísta, pero siempre con un estiloso heroísmo, terminó relegado a ser la causa de todos los males del universo, un fracaso de primer nivel cuya existencia es una fábrica de calamidades. Es verdad que al final del episodio se le da un pequeño atisbo de redención a su tratamiento, prometiendo una historia espectacular en la segunda temporada; pero sigue siendo adelanto de un terrible destino para el universo. Ahora que su padre lo recluta personalmente y sin Guardianes de la Galaxia para ayudarlo, ambos podrían concretar el macabro plan de Ego de absorber el universo con el poder celestial que llevan dentro.

Hablando de Guardianes de la Galaxia, muchos miembros del equipo se echaron en falta durante el episodio. Con T’Challa siendo un líder diplomático, la venta ilegal de armamento y tesoros robados no eran opción, por lo que el colorido equipo de héroes no se forma en esta línea temporal. Tenemos algunos cameos, eso sí. Drax regresa en una versión más alegre de su historia, con Star-Lord salvando a su planeta de la invasión que asesinó a su esposa e hija. Nebula, interpretada nuevamente por Karen Gillan, ha seguido los pasos de su padre, aliándose con los Ravagers y uniéndose a la cruzada por una Galaxia próspera y equitativa. Nos hubiese gustado ver un poco de Groot y Rocket, quienes no han sido anunciados o adelantados para aparecer en la primera temporada, a pesar de ser quienes se llevan los aplausos y miradas en su franquicia, pero el capítulo es tan alocado y divertido que se pasa por alto esta ausencia. Así como también falta el destino de Gamora, quien parece haberse desligado por completo de su familia adoptiva, pero cuyo verdadero camino desconocemos por completo, al no ser mencionada en ningún momento. Sabemos que, prontamente, protagonizará un capítulo, aunque desconocemos si ocurre en la misma línea temporal.

Benicio del Toro da voz a El Coleccionista. Foto: Marvel Studios

Quienes sí tienen su aparición en el capítulo son los miembros de la Orden Negra. Los subordinados de Thanos se han marchado tras la conversión de su líder, siendo contratados por Taneleer Tiván, el Coleccionista. Ahora los fieles hijos de Thanos sirven como miembros de seguridad para el museo de flora y fauna intergaláctica, perteneciente al nuevo líder criminal de la galaxia.

Se echó en falta un poco de explicación respecto a cómo un hombre que en proyectos anteriores parecía físicamente débil y concentrado en sus excentricidades acabó como un fuerte rival capaz de, incluso, arrebatar armas a dioses y Vengadores. Se siente algo injustificado el poderío que le han dado a este personaje, que por lo demás jamás demostró símbolos de una maldad genocida o una afición por el crimen, más allá de una enferma obsesión por completar su colección de especies y objetos. Narrativamente, sirve para dar un enemigo fuerte a los protagonistas de la historia, un antagonista que coloca varias barreras entre los héroes y sus altruistas objetivos, pero a costa de dejar grandes lagunas argumentales entre medio.

La elección del Coleccionista como el villano de esta historia da pie a varios easter eggs que podemos encontrar en su vasto museo, los cuales mencionaremos a continuación, dividiéndolos por categoría:

1. Vehículos

T’Challa encuentra una nave wakandiana. Foto: Disney+
  • La Milano: Utilizada por Peter Quill en «Guardianes de la Galaxia». Puede que no sea la misma nave, pero posee los mismos colores y diseño.
  • Jet de Captain Marvel: Tivan posee otros objetos de los Vengadores, es probable que haya derrotado a Danvers también.
  • Nave de combate Nova Corp: La policía intergaláctica posee miles de naves iguales, no debió ser tan difícil para el Coleccionista adquirir una.
  • X-Wing: referencia a Star Wars, algo extraño, pero tiene sentido debido a los derechos de Disney.
  • Cápsula Minera: Utilizada por los habitantes de Knowhere para extraer mineral.
  • Necronave: Nave de combate utilizada por Korath y sus aliados en «Guardianes de la Galaxia».
  • Transporte Wakandiano: Transporte tradicional wakandiano, adaptado por el rey T’Chaka para ir en busca de su hijo perdido a los confines del espacio.
  • Nave Recreativa del Gran Maestro: Perteneciente al hermano de Tivan, administrador del Torneo de Campeones. Es probable que el Coleccionista lo haya asesinado, debido a que no es la única pertenencia del Gran Maestro en su colección y dudamos que éste se las haya cedido sin oponer resitencia.

2. Armas

Arsenal de armas de El Coleccionista. Foto: Disney+
  • Brazo Kroniano: Según Tivan, el fuerte brazo de piedra que usa en combate fue robado del cadaver de un kroniano muy parlanchín, descripción que calza con la de Korg, el simpático gladiador que participaba en el Toreno de Campeones de Sakaar («Thor: Ragnarok»)
  • Mjolnir: Otro participante del torneo fue Thor, quien también parece haber sido abatido por Tivan, pues el hombre conservó su mítico martillo
  • Escudo del Capitán América: El arsenal se pone cada vez más turbio tras descubrir que también guarda el escudo de vibranio de Steve Rogers, ¿cómo rayos logró conseguir ese?
  • Armas de Hela: La diosa de la muerte puede ser menos letal de lo que creíamos, o se lleva muy bien con Tivan, puesto a que resulta casi inimaginable el cómo este excéntrico personaje logró adquirir las espadas y casco de la hija perdida de Odín.

3. Fauna

Seth Green regresa en su tercera participación como Howard the Duck. Foto: Marvel Studios
  • Elfo Oscuro: Raro ejemplar de una raza que se creía extinta, pero que retornó fugazmente en «Thor: Un Mundo Oscuro».
  • Krylorianos: Seres color rosa. La sirivienta del Coleccionista pertenece a esta oprimida raza.
  • Cosmo, el Perro Espacial: Abandonado por la Unión Soviética en sus primeros intentos por ir al espacio, Cosmo se convertiría en la mascota de los Guardianes de la Galaxia en los cómics, algo a lo que alude el final del capítulo, siendo adoptado por los Ravagers tras la victoria sobre Tivan.
  • Howard el Pato: Este simpático personaje ha logrado aparecer en más de una ocasión a lo largo del UCM (incluso tiene una desapercibida participación en Endgame), pero nunca con tanto protagonismo como ahora.
  • Bartender: El Pato tiene cierta tendencia a la bebida, abandonando a Star-Lord para disfrutar de la descuidada barra personal del Coleccionista, atendida por el mismo robot que solía servir los tragos en el palacio del Gran Maestro.

Como pueden ver, hubo varios objetos para entretener a los fanáticos que disfrutan encontrando estas referencias ocultas, siendo la sección de naves la más curiosa de todas. Quizás la fauna fue la más decepcionante, pues los cazadores de easter eggs se frotaban las manos pensando en cuántas referencias encontraríamos acá, pero, lamentablemente, muchos de estos ejemplares habían sido divisados durante los sucesos de la primera «Guardianes de la Galaxia». Se echó en falta un poco más de originalidad y diversidad en esta categoría, sin duda era una fuente inagotable de easter eggs o una oportunidad para el adelanto de futuras razas en el UCM, sin embargo, decidieron ocupar elementos que ya habíamos visto en ocasiones previas, quizás por flojera o quizás para no distraer la atención de la historia.

El Coleccionista vs. Star-Lord. Foto: Disney+

La batalla final contra el Coleccionista es bastante fluida. Ya habíamos hablado previamente de que la acción combina bastante bien con el estilo de animación, cuyos diseños pueden ser cuestionables, pero que facilita mucho el movimiento de sus personajes, permitiendo secuencias y batallas muy apegadas a la realidad. Nuevamente, es uno de los puntos fuertes de la serie, aunque argumentalmente aún no termina de convencer. Hay cierta exploración en ámbitos sentimentales que puede conmover a algunos espectadores un poco más conformistas, pero que no termina de cerrar muy bien debido al poco tiempo para desarrollar los conflictos internos o los intereses de sus participantes. Por ejemplo, la mentira de Yondu respecto a la destrucción de Wakanda parece más una floja excusa para justificar la permanencia de T’Challa en el espacio, antes que una verdadera construcción de su cariño por el muchacho y el deseo de ocupar su potencial para seguir reformando la galaxia en base a una mentira, concepto interesante, pero mal desarrollado.

Evidentemente los Ravagers logran sobreponerse ante Tivan, quien es torturado por toda su colección una vez que son liberados por Carina. T’Challa y compañía vuelven a la Tierra para un ‘emocional’ reencuentro con la familia real wakandiana, que nunca dejó de buscar a su príncipe perdido. Un final feliz y ameno, que termina empañado por la irrupción de The Watcher, quien nos advierte la recién mencionada reunión familiar de Peter Quill y Ego, alianza que puede destruir el universo.

Los Ravagers continúan sus aventuras por el universo. Foto: Marvel Studios

Así acaba el segundo capítulo, una gran mejora respecto al episodio piloto, tanto a nivel narrativo como visual. El ritmo mejora considerablemente al crear una historia completamente nueva, en vez de intentar condensar toda una película en media hora. Aún hay elementos débiles, como la construcción de personajes o motivaciones un poco más solidas para lograr transmitir efectivamente sus decisiones y conflictos, pero logra su cometido de presentarnos los verdaderos misterios e infinitas posibilidades que oculta el multiverso. Esta historia sí que cumple con mostrarnos las divergencias de la línea temporal con claridad, precisión, diversión y un impacto visual de primer nivel. Un aplaudible paso adelante para una serie que todavía cojea.

Capítulo 3: «¿Qué Pasaría si… El Mundo Perdiera a sus Héroes más Poderosos?»

Samuel L. Jackson da vida nuevamente a Nick Fury. Foto: Marvel Studios

En 2012, un cómic llamado «La Gran Semana de Fury» nos demostraba cómo el director de SHIELD había reclutado a gran parte de los Vengadores en menos de una semana, demostrando también que los eventos de «Iron Man 2», «Thor» y «El Incredible Hulk» ocurrían de manera casi simultánea. Considerando esto, fue una grata sorpresa para los más conocedores del UCM el hecho de que se haya considerado este desconocido cómic canónico dentro de la historia, ya que otros, como el preludio a «Avengers: La Era de Ultrón», fueron ignorados por otras películas que contradicen sus eventos.

Más sorprendente aún fue el hecho de ver que, durante los primeros minutos del capítulo, Tony Stark fuese asesinado en lo que parecía, hasta ese momento, una réplica animada de «Iron Man 2». Con este shock comienza el tercer capítulo, que rápidamente se mete a la acción con un misterio por resolver: alguien está saboteando el reclutamiento de Nick Fury, asesinando a los héroes más poderosos del planeta, pero sin dejar rastro alguno de sus acciones criminales.

Lake Bell da voz a Black Widow en este nuevo episodio de «What If…?». Foto: Marvel Studios

La acción no se hace esperar. Black Widow inicia su investigación mientras se da a la fuga, tras ser acusada del asesinato de Stark. Nuevamente, la acción brilla con Natasha huyendo de las fuerzas Strike de SHIELD, las que traen de regreso a sus perversos agentes de Hydra encubiertos, como Rumlow y Rollins, quienes, por algún rato, logran distraernos y hacernos creer que son los culpables de esta serie de asesinatos, en un complot muy similar al de «Capitán América y el Soldado del Invierno», pero adelantado un par de años. Scarlett Johansson, como ya fue anunciado previamente, no regresa a dar voz a su personaje, cosa que se nota casi de inmediato. La actriz asignada para el papel realiza un buen trabajo, pero no se siente la misma esencia o carisma, falta un poco de trabajo en su interpretación, puesto a que en el caso de Tony Stark asignaron a un doblajista que logra, de cierto modo, replicar tanto el tono de voz de Robert Downey Jr. como su personalidad, aunque solo aparezca breves segundos.

Samuel L. Jackson es quien realiza el mejor doblaje en lo que va de serie. Un actor con experiencia, tanto en el UCM como en el cine live-action y la animación (todos recordamos al gran Frozono). Se nota que se mueve con comodidad en este mundo y logra llevar a su personaje de manera casi idéntica hacia este nuevo formato, cosa que se agradece, puesto que Nick Fury es uno de los pocos personajes que no se siente una caricaturización, exageración o un personaje distinto, sino que se percibe como una verdadera variante. Fury es quien se ve más perjudicado debido a este asesino suelto, que de apoco va quitando de la ecuación a los candidatos para la Iniciativa Vengadores.

El episodio 3 revisita «El Increíble Hulk». Foto: Marvel Studios

Las sorpresas que nos otorga esta historia no se detienen ahí. En esta revisión a los primeros pasos del UCM revisitamos una película completamente ignorada por el estudio, omitida por los espectadores casuales y casi siempre olvidada por la opinión popular, todo debido a los problemas de derechos de autor con Universal Studios, cuya franquicia se asomó como parte de la Fase 1, pero acabó siendo cancelada por el bajo interés que atrajo. «El Increíble Hulk» es revisitada en esta aventura, trayendo de vuelta a sus personajes, locaciones y escenas más emblemáticas. Se nota que Marvel quiere retomar un poco la historia de Banner y su mitología, quizás a pedido de los fans, quienes se encuentran bastante insatisfechos con el desarrollo de Hulk. Con el estreno de «She-Hulk» programado para 2022 y la reaparición de algunos personajes como Abominación y el General Ross en otras entregas, los fanáticos del coloso esmeralda ven una chance de poder ahondar un poco más en la historia del emblemático Hulk.

Michael Douglas como el villano Yellowjacket. Foto: Distractify

Nick Fury, tras perder a casi todos sus candidatos, descubre la identidad del asesino. Hank Pym, padre de Hope Van Dyne, ha regresado a cobrar venganza contra SHIELD, motivado por la muerte de su hija en una misión. Pareciera que el evento Nexus que desencadenó estos acontecimientos fue la anexión de Hope a SHIELD, de seguro intentando relevar a su madre, quien también cayó en una misión para los mismo empleadores. Curiosamente, se menciona que la misión en que falleció Hope fue llevada a cabo en Odesa. Si recordamos bien, Black Widow menciona en «Capitán América y el Soldado del Invierno» que su primer encuentro con el Soldado del Invierno fue en Odesa, donde resultó gravemente herida, saliendo con vida a duras penas. Puede ser que en esta línea temporal, Hope haya tomado el puesto de Natasha para cumplir con este trabajo, claro que su destino no fue tan afortunado como el de Romanoff.

Un gran guiño, además, a una faceta más oscura de Hank Pym en los cómics. Luego de crear a Ultron, Hank fue consumido por la culpa y la depresión, buscando una vía de escape en sustancias ilícitas que alteraron su mente y crearon un alter ego maligno en su cabeza. Así fue como, por un tiempo, Hank Pym fue conocido como el villano Yellowjacket, identidad que después sería adoptada por otros personajes como Darren Cross, a quien vimos utilizar el traje en «Ant-Man» (2015) y que, seguramente, ayudó a Hank Pym en esta línea temporal.

Jeffrey Wright presta su voz a The Watcher. Foto: Marvel Studios

Es un poco raro este episodio, ya que, a pesar de contar una historia sumamente novedosa y oscura, omite ciertos protocolos que creíamos se convertirían en algo habitual durante la serie. Y es que The Watcher nos introduce levemente al contexto de la historia, pero no cifra precisamente el evento que cambió y causó toda una línea alternativa. Como dijimos anteriormente, suponemos que se trata de la anexión de Hope a SHIELD, pero no hay una verdadera razón, un punto específico o una explicación de por qué o cómo llegó Van Dyne a las instalaciones de la agencia. Por otra parte, este es el primer episodio en que The Watcher aparece en algunos paisajes y escenas como parte del fondo, observando lo que sucede; un excelente guiño a su rol en los cómics, pero es una acción que no se había mostrado previamente. Es raro, se siente un poco desconectado de la narrativa que nos habían propuesto anteriormente, pero nada que arruine la experiencia, al contrario, esos planos de The Watcher son bastante increíbles y podrían servir como fondo de pantalla.

Tom Hiddleston interpretando a una nueva variante de Loki. Foto: Disney+

Otra arista en estos estremecedores acontecimientos es la llegada de Loki a la Tierra. Revisitando un poco la primera película de «Thor», podemos recordar que Loki ha quedado como el líder de Asgard, luego de que su hermano haya sido desterrado y despojado de sus poderes por Odín, quien cayó en un profundo sueño poco después. Con esto en mente, tiene algo de sentido el hecho de declarar guerra a la Tierra luego de enterarse de que su hermano ha sido asesinado por sus habitantes. Pero, por otra parte, uno pensaría que Loki vería a los habitantes de la Tierra como aliados, ya que su objetivo primario siempre fue deshacerse de Thor y gobernar Asgard; aunque claro, sus ambiciones pudieron haber crecido una vez consumado el trono del reino celestial, y ahora va por objetivos más ambiciosos. Si hay algo que destacar es que esta variante de Loki sí que cumple un poco con lo que esperábamos de Vote Loki en su serie, con un Dios del Engaño utilizando su poder de manipulación y convencimiento para subir al poder, jugando dentro de las banalidades y burocracias de la política humana.

En su búsqueda de venganza, el hijo adoptivo de Odín llega con un festín de referencias y personajes de la franquicia del dios del trueno. Acompañado del ejército asgardiano, Volstagg, Fandral, Hogun, Lady Sif y el temible Destructor, Loki comienza su avance por los desiertos de Nuevo México, congelando a los agentes de SHIELD con el Cofre de los Antiguos Inviernos, arma que desencadenó los eventos de «Thor» (2010).

Nick Fury se encuentra en busca de nuevos candidatos para la iniciativa Vengadores. Foto: Marvel Studios

El desenlace es un poco extraño. Loki hace un trato con Nick Fury para derrotar a Pym, lo que para el director de SHIELD resulta en un pacto con el diablo, puesto a que Loki, en menos de una semana, utiliza la influencia que ganó tras su victoria, convirtiéndose en el nuevo líder del planeta Tierra y unificando a las naciones bajo un solo reino: su reino. Mientras Loki declara su supremacía ante la población, Nick Fury y Coulson hacen un funeral para los candidatos, pero no hay tiempo para lamentarse, ya que nuevos nombres surgen en la mente de los agentes, partiendo por descongelar al Capitán América. También es hora de utilizar la llamada de emergencia a Carol Danvers, mejor conocida como Capitana Marvel, que, replicando la escena post-créditos de su película, aparece ante la llamada, preguntando dónde será la siguiente batalla.

Tras un decepcionante debut, «What If…?» avanza lentamente hacia una mejoría en cuanto a la originalidad de sus historias, el ritmo de las mismas y la presentación de personajes que logren darnos algo más que solo golpes a diestra y siniestra sin nada de personalidad. Aún hay falencias en el desarrollo de sus protagonistas, de las motivaciones y los contextos que han situado a cada uno de ellos en estos escenarios, con una que otra inconsistencia tanto a nivel de narrativa como en los mismo elementos que la serie nos hizo creer que serían habituales a lo largo de esta temporada. Si bien no es una mala propuesta, aún falta por mejorar. Un producto que está lejos de ser perfecto, pero que otorga un buen rato y logra despertar curiosidad con sus premisas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s