Reviews Series

Review «La Directora»: Un choque generacional

Reparto: Sandra Oh, Jay Duplass, Bob Balaban, Everly Carganilla, Ron Crawford, Marcia DeBonis, Mallory Low, Nana Mensah, David Morse, Ella Rubin, Frank Sanns, Bob Stephenson, Holland Taylor

Creadores: Amanda Peet, Annie Wyman

Género: Comedia, Drama

Clasificación: +16

Episodios: 6

Plataforma: Netflix

Sinopsis: «The Chair es una comedia dramática que sigue la historia de la Doctora Ji-Yoon Kim que se convierte en la primera directora del departamento de inglés de la prestigiosa Universidad de Pembroke. Yi-Yoon se enfrenta así a numerosos desafíos entre los que se encuentra en lidiar en ser la primera mujer que preside este departamento y como, también, ser uno de los pocos miembros de color de toda la universidad». (Sensacine)

Ji-Yoon Kim (Sandra Oh) y Bill Dobson (Jay Duplass). Foto: Netflix

Fresca, multigeneracional y actual, “The Chair”, protagonizada por la multifacética y siempre acertada Sandra Oh, llega como una simple pero precisa serie para disfrutar. La historia se desarrolla en la ficticia Pembroke, que se encuentra un poco más abajo de las universidades Ivy League, aún así cuenta con grandes académicos de antaño y futuras promesas dentro de su personal. Los desafíos a los que se debe enfrentar la nueva jefa del departamento de inglés resultan familiares para cualquiera que haya formado parte de una institución educativa, y además permiten una entrada al engranaje interno de un departamento universitario humanista, presentado como un constante caos con problemas de presupuesto que pende de un hilo, como lo suelen estar la cultura y las artes. 

Su principal atractivo cae en el mundo que abarca, debido a su cast, que comprende un reparto de diversas razas y edades, haciendo que más de algún docente o estudiante se identifique o reconozca personajes con los que se ha topado en algún punto de su vida. Sandra Oh se luce como Ji-Yoon, trayendo su tan característica marca de humor a una mujer en un demandante nuevo puesto laboral y lo que eso conlleva para una asiática, además de una compleja y bella maternidad. A esto se le suma su relación personal con su recientemente viudo colega Bill (Jay Duplass), el epítome del brillante, carismático y disfuncional profesor de literatura, y la gran e innovadora promesa del departamento, Yaz (Nanah Mensa), quien parece siempre encontrarse con un obstáculo para avanzar en su carrera a pesar de merecerlo y ser la única otra profesora que es parte de una minoría racial, aparte de Ji-Yoon.

La producción también cuenta con un dinámico cast de la tercera edad que habla con respeto sobre sus propias problemáticas. Bob Balaban y Holland Taylor se lucen como profesores que se rehúsan a cambiar para apelar a sus estudiantes. Mientras que el primero sostiene que no es un producto y que no importa apenas tener alumnos en su aula, el personaje de Holland, Joan, es inapropiada y desvergonzada, una amante innata de la literatura que no entiende cómo los jóvenes que estudian en su facultad no sienten el mismo anhelo. La serie hace un punto importante respecto a la vejez: si bien estos profesores ya sobrepasan la edad usual de jubilación, no se les deja como única opción la obsolescencia. Como docentes, aún tienen ánimo para enseñar, pero para eso es necesario encontrar un equilibrio entre la tradición y lo actual.

El Decano Paul Larson (David Morse) y Ji-Yoon (Sandra Oh). Foto: Netflix

«La Directora» tiene un ritmo fluido, sigue las mismas problemáticas desde el inicio y con cada nuevo episodio vemos cómo estas tramas avanzan y se desenvuelven de forma orgánica.  Esto la hace perfecta para ver de un viaje y adentrarse en un mundo académico por seis capítulos. Su estilo tiene cierta pulcritud y tono clásico que recuerda los muchos años del arte literario, además del ambiente erudito que es una universidad, que habla de su status antiguo y noble, que también puede caer en lo viejo y anticuado. 

Temas recurrentes en las series más progresistas, como el racismo, feminismo y edadismo, se hacen presentes y ponen en juego diferentes puntos de vista que dejan expuesto lo difícil que puede ser lidiar con ellos en un contexto educativo de una forma políticamente correcta, sin atacar el problema de fondo. Si bien no busca dar una solución a estos problemas, plantea de buena forma las dificultades burocráticas y sistemáticas profundamente patriarcales y desactualizadas que se mantienen en la educación superior. A pesar de haber avanzado bastantes años, aún existe una deuda con las minorías raciales y miembros femeninos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es mjL8l9l.jpg
Docentes del Departamento de Inglés de Pembroke. Foto: Netflix

En la serie se presenta una generación z sumamente consciente y dura a la hora de castigar cualquier conducta discriminatoria, lo que contrasta con un alto mando protegido por importantes y vetustos benefactores y un profesorado inamovible al que no le interesa cambiar ni ponerse al día con los tiempos. En un punto medio se encuentra el personal más joven, que busca conciliar los intereses de ambos en una lucha incesante que siempre parece quedarse corta a la hora de ver cambios. 

Las complejas relaciones que se dan dentro del área académica dejan interesantes reflexiones que azoran respecto a la renovación de una enseñanza arcaica como tradición escrita. Cuando el interés económico está por sobre el de educar, se pierde el norte del verdadero propósito de una noble institución. Encontrar un equilibrio dentro de la confusión y desorden parece una misión imposible para cualquiera, y es precisamente el mayor desafío que debe enfrentar la protagonista en su vida profesional. 

Cuerpo directivo de Pembroke. Foto: Netflix

Malos entendidos, falta de autocrítica, guerra de egos, resistencia al cambio y a mantener la tradición son los ingredientes que hacen a “La Directora” un drama entretenido que da a conocer las glorias y pesares del mundo de la enseñanza. con un interesante cast y planteamientos de la crisis en la que se encuentra el mundo de las letras. La propuesta logra hacer reír con una dosis de chistes intelectuales y otros no tan refinados, mientras se plantea como una serie ideal para quedarse en casa y disfrutar de algo novedoso.

7.5/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s