Películas Reviews

Review «Eternals»: Un espectacular experimento que se pierde en sus ambiciones

Reparto: Gemma Chan, Richard Madden, Salma Hayek, Angelina Jolie, Barry Keoghan, Kit Harington, Lia McHugh, Kumail Nanjiani, Lauren Ridloff, Bryan Tyree Henry, Ma Dong-seok, Harish Patel, Bill Skarsgard

Dirección: Chloé Zhao

Género: Fantástico, Acción, Ciencia Ficción

Clasificación: +14

Duración: 2h 37m

Sinopsis: “Eternals» presenta una nuevo e increíble equipo de superhéroes para el Universo Cinematográfico Marvel, alienígenas ancestrales que han habitado la Tierra en secreto durante miles años. Tras los acontecimientos de «Avengers: Endgame», una inesperada tragedia los obliga a salir de las sombras y reunirse contra el enemigo más antiguo de la humanidad, los Deviants». (Rotten Tomatoes)

[De izq. a der.] Gemma Chan, Richard Madden, Angelina Jolie y Ma Don-seok como Sersi, Ikaris, Thena y Gilgamesh, respectivamente. Foto: Marvel Studios

La tercera entrega cinematográfica de la nueva fase de Marvel Studios ya llegó a las salas de todo el mundo. Dirigida por la más reciente ganadora del Oscar a Mejor Dirección y Mejor Película, Chloe Zhao, y a pesar de tratarse de un equipo que sólo los más acérrimos seguidores de los cómics conocían, «Eternals» prometía ser una aventura épica a la altura de los grandes nombres del género, debido al impecable expediente tanto de quien se encuentra en la silla de dirección como del cada vez más exitoso estudio que le brindaba la oportunidad.

Las primeras impresiones de la crítica pudieron ser algo desalentadoras para el público general, pero, conforme avanzan los días, el espectador promedio parece quedar un poco más conforme que los expertos, y es que la película, a nuestro criterio, ni siquiera se acerca al nivel de desastre que magnifican algunos medios. Aunque, claro, tiene sus detalles, y algunos son muy difíciles de ignorar.

[De izq. a der.] Kumail Nanjiani, Gemma Chan y Lia McHugh como Kingo, Sersi y Sprite, respectivamente. Foto: IMDB

La historia central toma lugar meses después de los acontecimientos de «Avengers: Endgame», dato que nos ayuda a entender en qué se encuentra el mundo a la hora de conocer a este nuevo equipo, un mundo convulsionado por una catástrofe, que teme a cualquier perturbación de su nueva estabilidad. La justificación que se le da a la no intervención de los Eternos en los acontecimientos de las películas anteriores tiene bastante sentido y cierra una de las mayores preocupaciones que tenían algunos, por lo que la inclusión de esta nueva camada de personajes no resulta forzada o incoherente respecto a las reglas ya establecidas del UCM. Por otra parte, tenemos constantes flashbacks a diversos momentos en la historia de la humanidad, que han sido estratégicamente repartidos por la película para explicar la evolución física y emocional de los Eternos. Se ahonda en su modo de convivencia con la humanidad, su aporte al desarrollo humano y cómo influyen en sus mitos.

Aunque aportan bastante al desarrollo de cada personaje, ayudando a entender sus puntos de vista respecto al conflicto central y los alcances de su misión, estos segmentos se vuelven un recurso agotador. Los acontecimientos del pasado interrumpen la acción de manera sistemática y estructurada, por lo que, luego de un par de flashbacks, uno ya se imagina dónde meterán el siguiente. Los dos primeros actos pasan tanto de una temporalidad a la otra, haciendo que la trama principal se estanque. Y, aunque algunos de estos recuerdos, lejanos de sentirse aburridos, sirven como buena fuente de desarrollo para los arcos de cada personaje, se sienten desconectados del conflicto central.

Los Eternos llegan a la Tierra. Foto: Marvel Studios

A pesar de lo cansinas que se vuelven las idas y vueltas entre distintos períodos de la historia, hay que destacar un par de cosas en este viaje retrospectivo a los inicios del UCM. Paseándose por cerca de, aproximadamente, 7.000 años de historia, algunas de estas escenas toman lugar en escenarios visualmente impactantes y culturalmente muy interesantes. Desde Mesopotamia hasta los días de la conquista española, la diversidad de momentos clave para la historia de la humanidad y sus localizaciones es enorme. Muchos de estos escenarios plantean conflictos y perspectivas que, en teoría, son debates todavía contingentes e importantes de realizar, pero que, dentro del contexto de la película, arrastran y suman elementos a una trama que, de por sí, ya entrega mucho por masticar. Destacable es, eso sí, que se haya intentado mantener el idioma original de estos momentos. Si bien no podemos juzgar la exactitud o fluidez de los actores y su babilonio antiguo, se aplaude el haber investigado y aplicado estos idiomas para revisitar los antiguos imperios, lo que vuelve la experiencia mucho más inmersiva.

Hablando de experiencia inmersiva, Chloe Zhao impone su estilo directorial con una fotografía que se centra en lo naturalista. La directora prefiere hacer uso de locaciones reales, creando una visualidad increíble y una atmósfera distinta a la de cualquier película de superhéroes. Por muy criticables que puedan ser algunos aspectos del producto final, la fotografía no es uno de ellos. Las imágenes que logra captar, en ciertos momentos, son tan maravillosas como diferentes. Desde tomas aéreas a una coreografía bollywoodense, hasta la calidez de los desiertos australianos, la realizadora sabe sacar provecho a cada uno de sus escenarios. Sin embargo, esta película no solo vive de planos naturales; cuando se hace uso de efectos visuales, tenemos planos que harán volar la cabeza de los espectadores, siendo el diseño de los celestiales y el interior de la nave algo completamente espectacular. La acción, por otra parte, no se deja esperar, siendo parte activa de la película desde sus primeros segundos. Coreografías que aprovechan al máximo los diversos poderes de sus protagonistas y que, con un diseño bastante particular para sus enemigos, terminan de cerrar de manera impecable el apartado visual.

Lauren Ridloff y Barry Keogan como Makkari y Druig. Foto: Marvel Studios

Respecto a los personajes, el numero de protagónicos puede ser abrumador. Nueve miembros principales en el elenco es algo difícil de manejar; pero, al contrario de lo que podría creerse, cada uno adopta una posición y un rol tanto coherente como bien ejecutado y justificado dentro de la trama. Ningún personaje se siente sobrante, todos cumplen un propósito, todos poseen una interacción única con cada uno de sus compañeros, lo que vuelve la amistad de este equipo mucho más genuina. Los giros que toman con algunos de estos héroes son de lo más arriesgado que se ha visto en Marvel Studios. De hecho, por primera vez en el UCM, la trama se siente más como una excusa para desarrollar personajes profundos y establecer debates morales complejos, al contrario de lo usual, donde personajes llamativos y extravagantes con desarrollos superficiales son situados en conflictos sin mucho trasfondo, pero con toneladas de intrincada acción y divertidas secuencias. En producciones anteriores, el debate moral se planteaba, pero no se desarrollaba, y aquí se nota una búsqueda por generar reflexión a través de algo un poco más adulto.

El elenco principal, con nombres de lujo como Angelina Jolie, Salma Hayek o Barry Keoghan, se desenvuelve con una naturalidad que va y viene, algunos se ven cómodos y disfrutando su rol, mientras otros parecen autómatas recitando diálogos, lo que puede causa un primer nivel de desconexión con algunos de ellos. Por otro lado, la diversidad parece un conflicto constante entre fanáticos y productores, sobre todo cuando algunos grupos ven la inclusión como una jugada política rechazable. Pero, fuera del debate, es agradable ver héroes con trasfondos socioculturales tan distintos. Las tantas identidades que presenta el reparto le dan una riqueza a la película que muy pocas veces hemos visto en Marvel. En esa misma línea, aplaudible es el hecho de que la cinta no repare en la diversidad de su elenco, cada uno tiene sus propias características y son solo una parte de su personaje. La primera familia homparental de Marvel, la primera actriz sorda encarnando a una superheroína, logros increíbles para la industria, aunque que no acaparan parte de la trama. El filme, por ejemplo, no se detiene a hablar sobre la sordera de Makkari, ella es así y cumple su misión como cualquiera de sus compañeros, siendo una inclusión mucho más efectiva y orgánica a que si le hubiesen dedicado una parte de la trama a desarrollar ese aspecto de su persona; pero, a pesar de que la construcción de personajes es algo inusualmente bien elaborado, falta cierta chispa que nos haga conectar con algunos de los Eternos, y más aún con sus rivales. Faltan acciones, o tal vez escenas, que nos ayuden a sentir lo que ellos sienten, pues la cinta carece de cierta motivación para mostrarnos algo que nos haga realmente vivir los momentos que pretenden que sean emotivos, amenazantes o tristes.

Sersi en contacto con los Celestiales. Foto: Marvel Studios

Como se adelantaba anteriormente, la película no está excenta de problemas. La trama, por muy masivas que puedan ser sus consecuencias, no termina de convencer por completo. Hay algo en su planteamiento que arrastra todo y no se siente la urgencia por detener la amenaza. Cuando intentan dar respuesta a alguna duda, ese intento de iluminación parece oscurecer cada vez más las preguntas que surgen en la mente de quienes se encuentran tras la pantalla. Pasamos de ver una historia que prefiere mostrar hechos y que el público saque sus conclusiones, a escenas de minutos y minutos de exposición e información súper relevante de la que no puedes perderte un segundo, o se te enredarán todos los cables. La trama gira en direcciones completamente opuestas de un segundo a otro, y no siempre toma las mejores direcciones. La cantidad de giros puede resultar saturante en cierto punto y desorganiza la trama en favor de algo inesperado, lo que es un noble gesto, viniendo de una saga que muchas veces es criticada por jugar a la segura; pero, tal vez, exagera demasiado sus intenciones. Por fortuna, tenemos un par de personajes que sirven para aliviar lo que parece un denso viaje, con un humor un poco más sutil y menos frecuente que lo usual, aunque mucho mejor justificado y efectivo, siendo pocas las veces en que no funciona.

Obligatorio es hablar de las escenas post-créditos, que llegan a abrir algunas posibilidades dentro de la mitología de los Eternos y, sobre todo, dan una nueva a oportunidad a sus personajes secundarios. No aportan demasiado al UCM como universo, pero abren ciertos caminos. De todas maneras, son promesas muy interesantes para el futuro de este equipo, que, a lo largo de dos horas y media, logra ganarse el interés de quienes les dan la oportunidad.

El Celestial Arishem. Foto: Marvel Studios

«Eternals» es para el UCM lo que «The Last Jedi» fue para Star Wars: una película divisoria, controversial, que busca ir más allá del género, poniendo sobre la mesa nuevas propuestas, tanto estéticas como argumentales. El problema es que se centra demasiado en los giros inesperados y en sub-tramas que no llegan a mucho, aunque se plantean interesantes debates morales. La cinta, hasta cierto punto, cumple su cometido, y realmente es un golpe de aire fresco a una industria cada vez más saturada de este tipo de aventuras; pero, por muy bien intencionada que sea, se siente densa e innecesariamente larga.

No es aburrida, ni remotamente mala. Puede ser enredada, anticlimática o desordenada, aunque es un espectáculo entretenido, diferente, que, a pesar de sus dimensiones, siempre está ofreciendo algo, ya sea un plano increíble o una conversación divertida. Con una visualidad hermosa y una gama de personajes espectaculares, el éxito en taquilla de este experimento puede abrir las puertas a una nueva camada de directores que busque ofrecer nuevas alternativas a un género que parece gritar por una renovación, a pesar de que algunos no estén de acuerdo con ello.

6.5/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s