Reviews Series

Review «Andor» (E01-06): Un Star Wars arriesgado e inexplorado

Reparto: Diego Luna, Alan Tudyk, Adria Arjona, Genevieve O’Reilly, Stellan Skarsgård, Kyle Soller, Denise Gough, Anton Saunders, Fiona Shaw, Alex Lawther, Robert Emms, Faye Marsay

Creador: Tony Gilroy

Género: Ciencia Ficción, Aventuras, Acción

Clasificación: +14

Episodios: 12 episodios

Plataforma: Disney+

Sinopsis: “Serie precuela de ‘Star Wars; Rogue One’, que sigue las aventuras de Cassian Andor durante los años de formación de la Rebelión”. (Filmaffinity)

Cassian Andor (Luna) junto a su madre adoptiva. Maarva Andor (Shaw). Foto: StarWars.com

Desde el lanzamiento y el éxito masivo de la primera película del universo Star Wars, siempre se han buscado formas de expandir aún más las historias y los personajes presentados. De ahí nace la trilogía de precuelas, posteriormente la trilogía de secuelas, como también los spin-offs de Han Solo y «Rogue One», entre otras producciones; algunas alabadas por la crítica, otras que generaron discusiones dentro del fandom de la saga, lo que llevó a algunos a  plantear que estábamos frente a un agotamiento del universo de George Lucas. De alguna forma, esto cambia con la aparición de «The Mandalorian», que viene a comprobar que existen cosas que contar más allá de la gran historia principal de los Skywalker y abre las posibilidades de una saga que parecía amarrada a sus héroes principales.

En este contexto, «Andor» se empieza a producir con ese objetivo: conocer la historia de Cassian Andor, un héroe que descubrimos en «Rogue One» y que no tiene nada que ver con los grandes relatos que componen Star Wars. ¿Quién es este hombre? ¿De dónde viene? ¿Cómo se empezaron a formar las primeras células opositoras al Imperio? ¿Cómo se organizan los primeros rebeldes? A través de su sinopsis, la serie nos invita a profundizar en este personaje y así, aunque conocemos su descenlace, descubrir su proceso previo: la revolución. Lamentablemente, la serie corría un riesgo gigante, pues carga con el peso de ser la secuela de una de las películas de la saga mejor evaluadas, tanto por la crítica como por los fans. ¿Logrará Cassian Andor superar esas expectativas?

Luthen Rael (Skarsgård) y Vel Sartha (Marsay), miembros de la alianza rebelde. Foto: StarWars.com

Desde el primer capítulo, la historia tiene un ritmo muy distinto a las anteriores producciones sobre el universo Star Wars. Los primeros minutos son pausados, incluso lentos, donde se toman el tiempo de presentar a los primeros personajes y sus intenciones. Paulatinamente aparecen los conflictos y las fuerzas que se enfrentarán, pero nada es apresurado. Quizás esto pueda molestar al espectador que va en búsqueda de acción, explosiones y enfrentamiento de blasters entre las fuerzas rebeldes y el ejército imperial. Siento decepcionarlos, pero «Andor» decide irse por el camino de un relato cocinado a fuego lento. Eso hace que el primer capítulo tenga un espíritu muy cercano a «Blade Runner» o películas de ese estilo de ciencia ficción: aspecto lluvioso, contraste de luces artificiales con la oscuridad de la ciudad y un héroe outsider.

Así, a medida que avanzan los capítulos, la historia va combinando distintos géneros cinematográficos. De la ciencia ficción pasamos, inmediatamente, al cine de espías y policial, con mensajes secretos, un personaje fugitivo y las fuerzas imperiales buscando a este sujeto. Para luego, ya a partir del tercer capítulo, transformarse en una historia de aventuras con pequeñas secuencias de acción, cuando Cassian Andor se une a un grupo de rebeldes que buscan atacar un edificio imperial. Es interesante cómo la serie transita por diferentes géneros, tomando características de cada uno, creando una ambientación única dentro del universo Star Wars. En este punto la serie destaca: la ambientación y lo que genera en el espectador es algo inexplorado antes por la franquicia, y, a decir verdad, sus creadores salen triunfantes.

Miembros de la célula rebelde del planeta Aldhani, a los que se une Cassian Andor. Foto: StarWars.com

No cabe duda que el desarrollo de «Andor» va de menos a más. Estos primeros seis capítulos nos presentan una acción rebelde en particular, que incluso termina con varios personajes menos y nos hace preguntarnos: ¿qué viene ahora? Estamos a mitad de temporada y lo que pareciera ser el desenlace de la historia, es solamente parte del desarrollo de un relato mayor. Lo anterior, nos da a entender que el camino de Cassian Andor hacia los hechos vistos en «Rogue One», no es lineal, no está exento de riesgos y está lleno de giros inesperados. Por ahora, la serie va en alza y esperemos que se mantenga así.

Un punto interesante a destacar, es que la producción original de Disney+ toca diversos temas que, a pesar de no alcanzar un desarrollo como sub-trama, demuestran la intención de crear una obra con peso narrativo y con profundidad dentro del universo Star Wars. Un primer ejemplo tiene que ver con la migración, debido a que el protagonista de la serie es un migrante en búsqueda de identidad. Es un personaje desarraigado de sus orígenes, que busca constantemente vengarse del imperio. La serie ha logrado dar luces y construir adecuadamente esa particularidad del personaje. 

El grupo rebelde de Aldhani viviendo bajo la presión de ser descubiertos por el Imperio. Foto: StarWars.com

Otro tópico interesante tiene que ver con la consolidación de las fuerzas imperiales. Esta producción nos muestra cómo el Imperio Galáctico va tomando nuevos territorios, dominando pueblos y avanzando con su tecnología. Lo vemos sobre todo en los capítulos 5 y 6, cuando los altos mandos del Imperio buscan ejercer dominio sobre el planeta en el que están, menospreciando la naturaleza, la cultura y los pueblos pre-existentes. Una clara muestra de civilización vs. barbarie. 

Cabe destacar la intención de mantener un equilibrio entre efectos especiales y digitales, con escenas grabadas en locaciones reales. Durante los primeros seis capítulos se evidencia una gran cantidad de secuencias en montañas, valles y sets creados para la ocasión, generando un ambiente fresco y un respiro ante tanta producción plagada de CGI.

Ahora, hay ciertas sub-tramas que en estos primeros seis capítulos no han logrado avanzar y todavía quedan en la incertidumbre. ¿Cuál es el fin de la historia política liderada por la senadora? ¿Cuáles son las intenciones y qué busca lograr? No queda claro. Lo mismo sucede con la amiga de Andor, Bix Caleen, interpretada por Adria Arjona. ¿Dónde quedó después del segundo capítulo? Estos son puntos claves que esperemos se vayan desarrollando adecuadamente, pues por ahora, la serie se encamina a ser un gran producto televisivo dentro de la saga galáctica.

Cassian Andor (Luna), junto al grupo rebelde, haciéndose pasar por guardias del Imperio. Foto: StarWars.com

Hasta ahora, «Andor» se presenta como un relato atractivo y auténtico, con sus primeros episodios bien ejecutados y acompañados de grandes actuaciones, además de destacar una gran riqueza cinematográfica. Con un ritmo que va de menos a más, la serie ha logrado crear una aventura rebelde digna dentro de la saga, con un Diego Luna que se está ganando un espacio especial dentro del universo Star Wars. A la mitad de la temporada, las preguntas que aparecen son: ¿se logrará mantener el nivel en los próximos seis episodios? ¿Cómo terminará esta historia? ¿Veremos más de los rebeldes? Sin duda, esperamos que sí.

8/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s