Música Películas Reviews

Review «Entergalactic»: Un viaje onírico al ritmo del hip hop

Reparto: Scott Mescudi, Jessica Williams, Laura Harrier, Ty Dolla $ign, Timothée Chalamet, Vanessa Hudgens, Christopher Abbott, Keith David, Arturo Castro, Jaden Smith, 070 Shake, Macaulay Culkin

Director: Kid Cudi, Ian Edelman, Fletcher Moules

Género: Comedia Romántica, Animación, Hip Hop

Clasificación: +16

Duración: 1h 33m

Sinopsis: “Sigue la historia de dos jóvenes artistas que navegan por los giros y vueltas de encontrar el amor en la ciudad de Nueva York”. (Filmaffinity)

Jabari (Kid Cudi) y Carmen (Harrier) recorriendo las calles de Nueva York. Foto: Netflix

Es interesante cuando la relación entre la música y el cine va un paso más allá de lo tradicional. Lo vemos en los grandes musicales de la historia del cine, como también en videoclips de diversos artistas y bandas que se atreven a explorar nuevos lenguajes. De alguna forma, cuando la música intenta hacer del sonido algo cinematográfico o el cine busca incorporar la musicalidad a sus planos, el resultado, eventualmente, puede sorprender. Quizás uno de los casos más famosos de las últimas décadas, que sirve de ejemplo a esta sinergia entre disciplinas, es la película «The Wall» de Pink Floyd. Un largometraje conceptual que vino a complementar el mensaje entregado por la placa discográfica homónima de la banda inglesa, no solo con la intención comercial de generar más marketing a la producción, sino con el sentido estético de abrir nuevas interpretaciones y transmitir una idea a través de diversas expresiones artísticas. 

En ese sentido, «Entergalactic», obra estrenada recientemente en Netflix, cumple con las características recién descritas. Kid Cudi, rapero, músico y productor estadounidense, de orígenes afros y latinos, se atreve a ir más allá de su propia música y nos presenta un largometraje animado lanzado al mismo tiempo que el álbum del mismo nombre. Una propuesta que promete una experiencia que trasciende a las canciones.

Jabari (Cudi) junto a sus amigos Ky (Ty Dolla $ign) y Jimmy (Chalamet). Foto: Netflix

La película, a grandes rasgos, se plantea sencilla: una comedia romántica, ambientada en Nueva York, con una pareja de jóvenes afroamericanos artistas como protagonistas. La historia gira en torno a Jabari (Kid Cudi), un graffitero y dibujante de cómics, quien conoce a su vecina, Meadow (Williams), una eminente fotógrafa. A través de sus encuentros y desencuentros, se van configurando cada uno de los tópicos clásicos del género, articulando una historia sencilla, pero bien ejecutada. Una narrativa simple, pero emotiva y muy humana, donde los recursos cinematográficos van a hacerla florecer y brillar. Es cierto, el relato en sí no es nada del otro mundo, pero es todo lo que lo envuelve, lo que hace que esta película sea una preciosa producción audiovisual.

Al verla nos damos cuenta que la historia de esta pareja protagonista es más que nada la excusa perfecta para darle naturalidad a las canciones del álbum, transformándose en una relación muy orgánica entre lo audiovisual y lo musical. No hay dudas que la música pasa a ser uno de los elementos más importantes, porque no solo funciona como accesorio, sino que complementa y refuerza el contenido expuesto en la película. A medida que el relato avanza y los personajes se desarrollan, las canciones van acompañando de forma tan bien pensada, que pareciera que los mismos protagonistas estuvieran escuchándolas y se movieran al ritmo de estas. La música de Kid Cudi le otorga al filme una armonía estética, como también un motor que moviliza la historia. Se siente que cada elemento es parte de un todo.

Jabari (Cudi) siendo perseguido por su personaje insigne de sus graffitis. Foto: Netflix

Más allá de lo musical, hay otros elementos que destacan, como la animación. Muy al estilo de «Spiderman: Into the Spider-Verse», llamativa, entregando un producto animado muy distinto a lo habitual. Además, conjuga momentos de realismo con secuencias oníricas, haciendo alusión al título de la obra. En varios planos, la ciudad da paso una constelación de estrellas y, al mismo tiempo, paisajes caleidoscópicos se transforman lentamente en una noche neoyorquina. Un viaje donde se juega con distintos y atrevidos planos, posicionando al espectador en distintos puntos de vista, con una agilidad que permite hacer de la historia algo envolvente y entretenida de igual forma.

Todos los elementos visuales facilitan la creación de un ambiente único. Desde que inicia la película, uno se siente caminando en las calles de Nueva York, se respira el aire urbano y de los graffitis eclipsados por la luz artificial. Esto se transforma en una de las mayores fortalezas: la capacidad de crear un relato con sabor urbano, ritmo de hip hop y esencia de barrio, y todo de forma orgánica.

Un punto particular que requiere mención especial es el trabajo realizado con el vestuario de los personajes. No es casual que todos tengan prendas de ropa perfectamente pensadas y combinadas, y muchas veces más de un solo outfit a lo largo del filme. El vestuario complementa el estilo de cada uno de los personajes y refuerza sus personalidades, entregan información importante para comprender a cada uno y funciona en armonía con el resto de los elementos audiovisuales. Este punto en particular nos demuestra que todo el equipo de producción de la cinta, realizó un profundo y minucioso trabajo para darle a esta obra una profunda impronta estética urbana que se cumple a cabalidad.

Jabari (Cudi) junto a Meadow (Williams). Foto: Netflix

Kid Cudi nos entrega «Entergalactic», una obra audiovisual que viene a complementar de forma entretenida su más reciente álbum musical. Una comedia romántica bien elaborada, no tanto por la historia en sí, la que es bastante común y sencilla, sino que por todos los elementos cinematográficos que la componen, la envuelven y le dan sentido. Un ritmo musical armónico con canciones compuestas por el mismo Cudi, una ambientación urbana idónea y personajes con emociones profundamente humanas, todo en un viaje galáctico, colorido y onírico dentro de Nueva York. Una rom-com con un gran sentido estético.

9/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s